up
Directora : Rosa Chambergo Montejo

24 Años en Circulación !!!

 
 

Edición N° 1029

 
Nuestros videos :
El Clima en estos momentos :
Ve También Nuestra Edición Anterior !
 
Edición N° 1028


Anuncia Aquí!

¿Quieres que tu anuncio se vea en nuestra web?, Contáctanos!


Los escolares han retornado a las aulas después de la larga huelga magisterial que puso en jaque el año lectivo, en tanto los maestros aún sienten que la totalidad de sus demandas no han sido resueltas por el gobierno nacional. Para la decana del Colegio de Profesores de Lambayeque, Merly Berríos Sánchez, la evaluación docente sigue siendo el asunto más controversial y la solución a la problemática del sector – asegura – no es la salida de la actual ministra, sino más bien la implementación de una política educativa que responda a la realidad del país.

 

El pronunciamiento del Colegio de Profesores del Perú señala que el modelo de evaluación vigente, con la Ley N° 29944, Ley de la Reforma Magisterial, “es contra los maestros y los criterios pedagógicos”, pues tiene un carácter punitivo que lleva al despedido de los profesores que no aprueben tres procesos de evaluación sin garantizar la actualización pertinente previa bajo la responsabilidad del Estado.

 

Sin embargo, la orden profesional reconoce que esta oposición o rechazo al modelo de evaluación que implementa el Ministerio de Educación no puede al mismo tiempo justificar el hecho de que los alumnos tengan en las aulas a docentes que no poseen las condiciones mínimas para desarrollar los procesos de enseñanza-aprendizaje, por lo que no hace defensa “de una estabilidad laboral mal entendida”.

 

PROYECTO DE LEY

 

Siendo así, el Colegio de Profesores del Perú ha presentado un proyecto de Ley al Congreso de la República con el que plantea la modificación o derogatoria de contenidos de los artículos 23 y 53 de la Ley de la Reforma Magisterial.

 

“La evaluación busca mejorar la calidad de la educación como derecho de nuestros alumnos. La actualización bajo responsabilidad del Estado debe ser condición previa para la evaluación docente”, señala la propuesta del colegio.

 

En resumen, la orden profesional indica que si el docente evaluado desaprueba en reiteradas veces las evaluaciones del Ministerio de Educación será “destacado” a funciones de apoyo administrativo o psicopedagógico, pero además con derecho a solicitar una nueva evaluación de cuyo resultado dependerá su retorno o no a las aulas.

 

RECLAMOS JUSTOS

 

“La huelga magisterial fue justa y se dio en un momento especial. Si bien no se ha tratado de una medida orgánica, porque no fue convocada por la dirigencia nacional del sindicato de maestros, fueron las bases las que la impulsaron desde el sur del país. Lo interesante de esta huelga, y esto lo digo como socióloga que soy, es que la medida fue creciendo conforme el docente se fue identificando con la problemática que se empezó a exponer a nivel nacional”, comenta Berríos Sánchez.

 

La decana del Colegio de Profesores de Lambayeque sostiene que uno de los principales puntos de encuentro del magisterio fue la exigencia de la homologación de remuneraciones para maestros nombrados y contratados, debido a que estos últimos, pese a realizar el mismo trabajo y encontrarse en igualdad de condiciones para el ejercicio profesional, venían percibiendo sueldos ínfimos, incluso sin acceso a la totalidad de derechos laborales.

 

“La gente empezó a identificarse con las demandas, incluso los maestros al inicio decían que no estábamos preparados para una huelga, hasta que poco a poco se fueron plegando a la protesta”, asevera.

 

CAMBIAR EL MODELO

 

Berríos Sánchez afirma que como consecuencia directa de la paralización de labores en el magisterio, que en algunas regiones llegó a prolongarse por más de 50 días, “a partir de ahora el Estado deberá repensar en el modo en que se diseñan y aplican las políticas educativas del país”.

 

“En el magisterio existen ya docentes analíticos que están criticando al sistema educativo como tal, porque antes hemos venido aceptando los modelos aplicados desde el gobierno de Alejandro Toledo, políticas que casualmente no surgen en el país ni responden a nuestra realidad. Muchos hemos analizado en fondo de estas medidas y hemos encontrado que se trata de directivas e imposiciones dadas por el Fondo Monetario Internacional – FMI y el Banco Mundial”, manifiesta.

 

Según señala, estas políticas apuntan a reducir el gasto público en el sector educación, que finalmente desencadena el debilitamiento de la escuela y las condiciones en las que se instruye a los alumnos.

 

“Ese debilitamiento no es gratuito. Si analizamos el Diseño Curricular Nacional encontraremos que este está dirigido a formar en el alumno la capacidad de hacer, dejando de lado lo que los maestros buscamos: el ser. En comparación con el currículo anterior, en el actual ya no se pone énfasis en el desarrollo del pensamiento crítico ni en la capacidad de emprender. El actual currículo busca que el alumno sea un ser pasivo, tolerante al sistema, que pueda hacer pero no emprender. Queremos un modelo educativo que se ajuste a nuestra realidad”, explica.

 

AVANCES TIBIOS

 

La decana reconoce que en los últimos años el presupuesto nacional para educación se ha incrementado en más de cuatro mil millones de soles, ubicándose actualmente en 3.7 % del Producto Bruto Interno – PBI, que permitió que durante el gobierno de Ollanta Humala los maestros puedan acceder a becas, se brinde capacitación pedagógica y administrativa a los directos de los colegios y se destinen importantes recursos a la reducción de la brecha en infraestructura y equipamiento. Empero, afirma que lo avanzado no es suficiente.

 

“Si bien se han implementado muchos proyectos y programas, como el acompañamiento pedagógico y la capacitación a directores, realmente el docente no ha sentido que haya mejorado, por ejemplo, el aspecto tecnológico. La brecha es aún muy grande. Sin ir muy lejos el Politécnico Pedro Labarthe tiene nueve computadoras para toda su población estudiantil, que se distribuye en aulas de 35 alumnos. Si empezamos a revisar en los demás colegios encontraremos situaciones similares”, manifiesta.

 

Anota que la accesibilidad educativa es otro de los problemas que se tiene aún en el Perú, lo que se hace mucho más agudo en la zona rural, “donde el maestro está solo”.

 

“Necesitamos mayor inversión, pero además que esta sea real, porque muchas veces se crean planes y programas que son muy buenos en los objetivos, pero que al momento de ser aplicados fallan, que desde el nivel intermedio hacia abajo son deficientes. Eso tiene que corregirse”, señala.

 

LA EVALUACIÓN

 

El principal escollo en las negociaciones entre el magisterio y el Ministerio de Educación, durante la huelga, fue la evaluación docente.

 

La ministra Mairlú Martens indicó que el gobierno nacional no daría marcha atrás en la aplicación de las rúbricas como mecanismo para evaluar el desempeño de los educadores en las aulas, recibiendo el airado rechazo de los maestros huelguistas.

 

Merly Berrios afirma que las rúbricas no son suficientes para medir la capacidad del educador, porque estas no consideran los factores ajenos a la competencia del docente y que sí influyen en su desempeño durante las clases. Dos de estos factores son la salud de los estudiantes y los problemas del entorno familiar y social.

 

“Se necesita una evaluación contextualizada, que se ajuste a la realidad del proceso educativo en cada zona del país, porque es absurdo que se aplique un mismo criterio sin que se tenga en consideración la diversidad de la problemática educativa. Nosotros como colegio vamos a seguir insistiendo en que se implemente una mesa de trabajo en la que los docentes podamos analizar, debatir y plantear propuestas para llevar adelante una verdadera evaluación formativa y no punitiva, como la que se tiene ahora”, señala.

 

Finalmente, Merly Berríos indica que se está trabajando con los maestros para que el proceso de recuperación de las horas de clases perdidas por la huelga sea exitoso y se garantice el derecho educativo de los estudiantes a nivel nacional.

 

Hay instituciones que prolongarán el año escolar hasta enero del 2018 y para ello – indica la decana del Colegio de Profesores de Lambayeque – es importante es apoyo y acompañamiento de los padres de familia, “quienes han entendido las justas demandas del magisterio”.

 

“Nosotros no nos corremos a las evaluaciones, estas deben ser permanentes para ir mejorando nuestro desempeño pedagógico, pero insistimos en la necesidad de que se consideren como factores que influyen en el aprendizaje de los niños su estado de salud, la situación de su entorno y la accesibilidad. También es necesario que se evalúe el desempeño de los técnicos, funcionarios y autoridades que tienen que ver con el sector Educación, porque si estos no están en condiciones de aportar lo mejor para optimizar el proceso, entonces se afecta directamente el cumplimiento de los objetivos que se quieren alcanzar respecto a calidad de la enseñanza y el aprendizaje”, concluye. 

DECANA DEL COLEGIO DE PROFESORES: “QUEREMOS UN MODELO EDUCATIVO QUE SE AJUSTE A NUESTRA REALIDAD”

Leer más
 
 

“Las medidas contra la corrupción demandan de la participación de la ciudadanía”, afirma el past decano del Colegio de Ingenieros del Perú – CIP, Consejo Departamental de Lambayeque, Lucio Asalde Vives, quien señala que para ello es necesario emprender un pacto que involucre a todos los actores del país a fin de realizar acciones preventivas, de fiscalización y sanción para quienes son propensos o incurren en actos dolosos contra el Estado.

 

“La problemática por la corrupción en el Perú es muy alta, al punto que casi el 10 % del presupuesto nacional se pierde en coimas. Si consideramos que el presupuesto de la nación es de 147 mil millones de soles entonces estamos hablando de una gran cantidad de dinero que debería invertirse realmente en atender las necesidades del país”, señala Asalde Vives.

 

Explica que el dinero que año a año se pierde por la corrupción es justamente el que se necesita para acortar la brecha de infraestructura que tiene el Perú y que le impide equipararse a los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo – OCDE.

 

“Si no hubiéramos hecho trampa en los últimos 15 años seríamos una de las principales naciones que hubiera dado un gran salto hacia el desarrollo y hoy competiríamos en las grandes ligas. La corrupción nos detiene, es un freno tremendo no solamente para el desarrollo, sino también para la moral pública, que está siempre venida a menos. La corrupción nos quita competitividad”, asevera.

 

LA OMISIÓN

 

Asalde Vives, quien participó como conferencista en el Panel Fórum: “Ley de Contrataciones del Estado y sus implicancias en el desarrollo regional”, asegura que el problema de la corrupción no implica únicamente los sobornos que reciben ciertos funcionarios o el festín que hacen con recursos públicos ciertos contratistas, sino también incluye a la omisión.

 

“Dejar de hacer las cosas o dejarlas a medio hacer, en un país pobre como el nuestro, también es una falta. Puede que lo primero no sea ilegal, pero sí es antiético. Por ejemplo, devolver la mitad del poco presupuesto que se maneja es legal, pero no es ético, porque en medio de tantas necesidades eso atenta contra la calidad de vida de mucha gente que está a la espera de la obra pública, sobre todo los más pobres”, manifiesta.

 

CAMBIAR COMO SOCIEDAD

 

Añade que no es suficiente tener leyes mucho más severas en el país o que los colegios profesionales cuenten con un Código de Ética inflexible, porque en la mayoría de casos ambos factores no terminan por resolver el problema de fondo.

 

“La corrupción, como problema que corroe a toda nuestra sociedad, es un problema global, que implica a la formación de la persona. En el caso de los profesionales que participan de las obras o contrataciones estatales, el problema empieza desde su formación. A veces la gente se educa para buscar o alcanzar el lucro y no para ser buenos ciudadanos. ¿Para qué somos profesionales? ¿Para sentirnos útiles al país, a nuestras familias y a nosotros mismos o para obtener ganancias a como dé lugar, sin importar el efecto de nuestras acciones? Hay necesidad entonces de cuestionarnos que frente a la corrupción tenemos todos parte de responsabilidad y, por ello mismo, nos compete a todos luchar para que el problema se acabe”, manifiesta Lucio Asalde.

 

Plantea que urge tener una visión holística de la sociedad peruana lejos de la corrupción y que para ello es necesario tomar como referencia las experiencias exitosas de otros países que han solucionado el problema.

 

“Tenemos el caso de los países nórdicos, como Suecia donde solo hay cuatro cárceles y la mayor parte de los penales se han convertido o en museos o en oficinas públicas, donde la gente entiende que no tiene sentido infringir la ley, porque entendió que mucho más ganan ellos y su sociedad desempeñándose de manera honesta que delinquiendo. Esos países apostaron por la educación para salir del problema y para ello se requiere de un pacto social en el que todos los actores de la nación se involucren y fijen metas, que sean cumplidas y medidas”, sostiene Lucio Asalde.

 

LAMBAYEQUE

 

Añade que la situación de Lambayeque es preocupante, no solo por los indicadores que publica de manera periódica la Contraloría General de la República respecto a procesos de contratación viciados, obras paralizadas o resultados de las auditorías que se ejecutan en las diferentes entidades públicas.

 

“En Lambayeque existen problemas antes, durante y después de la ejecución de obras. Lamentablemente en los últimos 12 años hemos alcanzado un récord negativo, hemos visto cómo la mayor parte del dinero transferido a las entidades públicas, sobre todo a los municipios, se ha malgastado o perdido y como ejemplo tenemos los niveles de corrupción alcanzados por el gobierno municipal de Chiclayo, que además nos ha dejado un estigma que debemos quitarnos con el tiempo”, manifiesta.

 

Resalta que de los mil 125 millones de soles entregados por el gobierno nacional para la ejecución de proyectos de agua y alcantarillado, monto con el que pudo haberse resuelto el problema integral, el mayor porcentaje se desperdició en obras deficientes o que están abandonadas.

 

“Pese a esa millonaria inversión no hemos visto ni un centímetro de mejora en todo este tiempo y estamos para comenzar de nuevo, con el proceso de reconstrucción, pero con mil millones de soles menos. Es altamente preocupante lo que tenemos, porque más del 70 % de las obras de saneamiento están judicializadas o en arbitraje y de esos procesos no ganamos nunca uno”, asevera.

 

Finalmente, Asalde Vives considera que las alertas deben estar encendidas entre la ciudadanía frente al proceso de reconstrucción que significará la inversión de más de tres mil cinco millones de soles en los próximos años.

 

“Las alertas de las instituciones de control deben estar encendidas, pero también de la sociedad, porque esta es una oportunidad única que quizá no se va a repetir en décadas. Con lo mil 970 millones de soles que la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios asignará para la primera parte del proceso solo se tratará de volver a como estábamos antes de las lluvias e inundaciones de El Niño Costero, porque para llegar o alcanzar un cambio real requerimos de un presupuesto mayor. Si queremos que Lambayeque alcance, por decirlo así, la mayoría de edad como departamento en cuanto a condiciones urbanas, de servicio y producción, requerimos no menos de cuatro mil millones de dólares, una cifra por la que todos, ciudadanos y autoridades, debemos estar permanentemente trabajando y luchando. Solo así algún día podremos decir que vivimos en ciudades desarrolladas”, enfatiza.

 

PARA DESCOLMATAR RÍOS:  CONVOCAN A PRIMERAS LICITACIONES COMO PARTE DE LA RECONSTRUCCIÓN

 

El Programa Subsectorial de Irrigaciones – PSI, del Ministerio de Agricultura y Riego, convocó a las

primeras licitaciones para descolmatar tres ríos del departamento. Según el cronograma establecido, la buena pro de las obras se entregará a más tardar la primera quincena de septiembre próximo. Así lo informó el gerente regional de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, César Calderón Morales.

 

Uno de los procesos convocados por el PSI consiste en la contratación del servicio de elaboración de la ficha técnica definitiva y descolmatación del primer tramo del cauce del río La Leche en el que invertirán 30 millones 700 soles destacó el funcionario, quien indicó que el plazo para el otorgamiento de la buena pro será el próximo 8 de septiembre.

 

Igualmente, el PSI lanzó la licitación para contratar el servicio de elaboración de la ficha técnica definitiva y descolmatación del primer tramo del río Zaña por un monto de siete millones 200 mil. En este caso, el plazo para la buena pro será el 11 de septiembre del presente año.

 

Calderón Morales explicó que el tercer río a intervenir es el Olmos y para esto el PSI también inició el proceso para elaborar la ficha técnica definitiva y el retiro de los sedimentos del cauce por un monto de cuatro millones 414 mil soles.

 

Asimismo, por un monto de 362 mil soles el Programa Subsectorial de Irrigaciones inició el proceso de licitación para retirar sedimentos del canal principal de Mórrope, sistema que utilizan los agricultores asociados de la Comisión de Usuarios del Subsector hidráulico de ese distrito y que fue seriamente dañado por las lluvias y desbordes del río Motupe.

 

César Calderón detalló que también se han licitado una serie de actividades en otras cuencas de la región, las que forman parte de las labores de rehabilitación y prevención ante posibles lluvias que se podrían registrar en el verano próximo.

 

Según la información publicada en los portales del Estado, el monto de inversión de las primeras licitaciones para Lambayeque superan los 49 millones de soles y se prevé que las obras deberían iniciarse en octubre próximo.

 

Hasta el momento, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios aprobó para Lambayeque 222 millones de soles, de los cuales 173 millones servirán para rehabilitar la infraestructura de uso público, principalmente en las cuencas de todos los ríos de la región.

LUCIO ASALDE: “LA CORRUPCIÓN NOS QUITA COMPETITIVIDAD”

Leer más
 
 
 

Desde 1967 los agustinos recoletos cumplen una admirable labor evangelizadora en Chiclayo, teniendo como epicentro de acción la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación, creada ese año y que hoy, al cumplir sus Bodas de Oro, se constituye en uno de los más importantes referentes de la vida en comunidad para la iglesia católica en Lambayeque.

 

La orden aparece en el siglo XVI por el deseo de algunos religiosos agustinos de vivir una vida mucho más austera a la que existía en aquel tiempo entre las comunidades católicas, iniciando así una práctica de recogimiento o recolección que le dio nombre, pero que sería reconocida oficialmente por la iglesia poco más de tres siglos después, en 1912, cuando el papa Pío X emitió el breve pontificio de las “Religiosas Familias”.

 

La presencia de la orden en Chiclayo se remonta a 1964 y fue el 2 de octubre de 1967 que se firmó el decreto de erección de la parroquia de Nuestra Señora de la Consolación en la aún pequeña urbanización Santa Victoria, siendo el primer párroco el padre José María Alesanco.

 

Desde entonces, los agustinos recoletos han desarrollado un trabajo pastoral ejemplar, que les ha permitido extender su prédica a 13 sectores de la ciudad, que incluye a más de 30 mil fieles católicos.

 

La parroquia tiene jurisdicción sobre las urbanizaciones Santa Victoria y Federico Villarreal y los pueblos jóvenes San Francisco, Buenos Aires y Zamora.

 

En octubre del 2011 tomó posesión como párroco el sacerdote español José Estebas Martínez.

 

TRABAJO EVANGELIZADOR

 

“Damos gracias al Señor y a la comunidad de Chiclayo, sobre todo a la de Santa Victoria, que ha colaborado siempre con nuestro trabajo y con nuestros ideales”, señala el padre Juan Cuña Calavia, uno de los sacerdotes que mayor obra ha realizado en la parroquia.

 

El sacerdote, también de origen español y que antes de llegar a Chiclayo se desempeñó como director de la Escuela Normal de Cutervo, recuerda que en la década del 60 la urbanización donde se sentó la orden no estaba tan poblada como hoy. Incluso, detrás de la casa parroquial no había más que otras dos viviendas y después “todo era pampa hasta la carretera a Lima”, hoy avenida Haya de la Torre.

 

Los primeros padres de la congregación que llegaron a Chiclayo cumplieron labores en la capellanía del Hospital Las Mercedes y rápidamente tomaron consciencia de la extensión de la ciudad hacia el sur, por lo que propusieron la erección de la parroquia que se concretó al amparo de monseñor Luis Sánchez Moreno Lira.

 

La construcción de la casa de los sacerdotes demoró poco más de tres años y en un pequeño ambiente destinado a la capilla, sin acabados en las paredes ni en el piso, se ofició el primer acto litúrgico.

 

EL PROYECTO DEL TEMPLO

 

“Hay que distinguir lo que es la construcción de la casa parroquial y la capilla, obra de nuestros padres agustinos recoletos y lo que después sería la construcción de la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación”, indica el padre Juan Cuña.

 

Convertido él en el tercer párroco, la orden le dio directivas de establecer un colegio, apelando a la experiencia que había adquirido como director de la Escuela Normal de Cutervo.

 

“Eran tiempos no muy derechos para construir colegios, porque estaba el gobierno militar y la revolución (de Juan Velasco Alvarado) no miraba con muy buenos ojos a la iglesia. Entonces me pareció que no era el mejor momento y además que el terreno era pequeño. Yo tenía entendido que se necesitaban por lo menos ocho o diez mil metros cuadrados para tener un colegio más o menos bueno. Fue así, que hablando con mis superiores y considerando que la capilla que teníamos era muy reducida, tanto así que en verano la gente se desmayaba por el calor, propuse construir una iglesia con espacio suficiente y la idea fue aprobada”, recuerda.

 

Las primeras acciones del padre Juan se concentraron en la obtención de recursos, debido a que la congregación ya había financiado la casa parroquial.

 

Así, se organizaron kermeses e incluso se proyectaron películas en los cines locales para con el dinero reunido financiar los primeros trabajos. Sin embargo, la devaluación de la moneda empezó a jugar en contra de los planes trazados.

 

“Cuando ya teníamos como 50 mil soles viajamos a Chimbote a comprar toneladas de fierro, porque era mejor tener invertido el dinero que en el banco. Lo trajimos y lo almacenamos en la casa parroquial, yo no sabía nada de construcción pero sí que por lo menos íbamos a necesitar barras de una pulgada,  de cinco octavos y de tres cuartos”, comenta.

 

LAS OBRAS

 

El 15 de julio de 1975, el entonces obispo de la Diócesis de Chiclayo, monseñor Ignacio María de Orbegoso, colocó la primera piedra del proyecto. “Nuestro señor obispo nos dijo: ‘Me gusta más decir las últimas piedras que las primeras piedras’. Yo le dije que a mí también y que esperaba que en el futuro él llegara para bendecir la iglesia”, rememora.

 

Con lucidez admirable, el padre Juan, quien esta semana cumplió 79 años de vida, 54 de los cuales ha dedicado a su labor pastoral, recuerda que el 19 de septiembre de 1976 empezaron las obras civiles con la excavación de las zanjas.

 

El proyecto de la iglesia era ambicioso y este había demandado de él y de sus colaboradores, entre clérigos y laicos, un importante esfuerzo.

 

“Ya había conseguido ladrillos, se hizo un pequeño concurso para la selección del diseño y se les dijo a los arquitectos que queríamos una iglesia moderna. Un comité aprobó el proyecto del arquitecto Marquina Ódar y este después fue revisado luego en Lima, para tener en cuenta los criterios de estructura. Le dije que no queríamos una iglesia antigua, sino de tipo redondo, que la gente pudiera verse a la cara con facilidad y le señalamos también la necesidad de los ambientes contiguos”, explica.

 

Cuatro años después la construcción del templo concluyó siendo párroco el padre Ángel Jiménez, quien se encargó de la decoración interior. La iglesia fue consagrada el 8 de diciembre de 1980.

El nombre se desprende de una tradición que se remonta a los tiempos de Santa Mónica, madre de San Agustín, según la cual la virgen María se le apareció para consolarla por el tipo de vida que llevaba el santo de Hipona antes de su conversión.

 

“La construcción se hizo poco a poco, tan pronto teníamos dinero se cavaban zanjas o se levantaban columnas. Llegué a entenderme con los obreros porque el ingeniero no estaba siempre presente. Al final tuvimos que pedir dinero a Alemania, que nos ayudó con casi 60 mil marcos necesarios para el techado del templo, que debía hacerse de manera integral”, confiesa.

 

GESTORES PARROQUIALES

 

El padre Juan Cuña fue párroco hasta 1978, siendo remplazado por el padre Ángel Jiménez, quien estuvo al frente de la parroquia durante nueve años.

 

Posteriormente llegaron los sacerdotes Víctor García y Roberto Armas, en el 2005 retornó el padre Juan y permaneció durante seis años como responsable de la parroquia, continuando con otras obras del complejo como la construcción del velatorio del segundo piso y fortalecer la actividad pastoral.

 

“Para mí los 50 años de la parroquia representan una satisfacción muy grande porque he dejado algo. El Señor se ha valido de este pobre instrumento para dejar esta iglesia. Yo muchas veces le decía a la gente que tenía que colaborar, que yo no me iba a llevar la iglesia en la maleta y, por lo tanto, la obra quedaría. Quería que la gente se hiciera responsable de su propia iglesia y no solamente de la material, sino también de la espiritual, porque de otra forma no iba a amarla. La gente no ama lo que no le ha costado trabajo”, afirma el sacerdote, quien trajo por primera vez a Chiclayo los Cursillos de Cristiandad, que a la fecha han permitido formar a 57 grupos conformados por hombres y mujeres.

 

JOSÉ ESTEBAS MARTÍNEZ

PÁRROCO DE LA IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN

 “Es momento de dar gracias a Dios por todo lo que él ha podido realizar a través de una parroquia con todo sus servicios pastorales en esta porción de la diócesis, lo que ha servido para el bienestar y el progreso material y social de toda la colectividad”.

 

JOSÉ CHACÓN PRATO

SACERDOTE DE LA O.A.R.

 “Sentimos gratitud enorme para con Dios y con los feligreses que nos acompañado durante todo este tiempo y con su apoyo han hecho posible que se mantenga hasta ahora el trabajo parroquial, siguiendo la enseña de nuestro padre San Agustín”. 

PARROQUIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN: CINCUENTA AÑOS EVANGELIZANDO EN COMUNIDAD

Leer más
 
 
  • Gobierno central asigna  tres mil 115 millones para la Reconstrucción de Lambayeque.

 

Gobernador regional, infla el pecho al recordar que su gestión no pago los 73 millones de dólares que la constructora demandaba como perjuicio por la construcción del Túnel Trasandino del Proyecto Olmos, resalta que su gestión nunca cedió ante Odebrecht, que al Bicentenario de la Independencia del Perú, Lambayeque debe contar con el Terminal Marítimo Regional y la II Etapa de Olmos, pide cuidar e invertir de manera responsable y técnica el presupuesto asignado para la reconstrucción de Lambayeque.

 

Para él y su equipo de trabajo, todas las obras son importantes, que va desde un puente colgante hasta una carretera, pero sin tocar un solo centavo al Estado. Ha trabajado y desarrollado obras en diversos municipios, menos con el alcalde  de Chiclayo, por falta de interés del burgomaestre provincial.

 

PLANTEAN MEJORAS A PROYECTOS DE RECONSTRUCCIÓN

 

Acuña Peralta también informó a Expresión, que el Gobierno Regional de Lambayeque remitió a la Autoridad Nacional de Reconstrucción con Cambios las propuestas de mejoras, observaciones y comentarios a 180 proyectos que buscan ser considerados en el Plan Integral cuyo borrador fue puesto a disposición de los gobiernos regionales y locales.

 

Manifestó que han alcanzado los aportes en base a los formatos diseñados por la Autoridad Nacional divididas en tres rubros: Formato A: Infraestructura Existente, Formato B: Prevención y Formato C: Otros.

 

Refirió  que en la relación de proyectos priorizados por la administración regional se ha considerado en el sector de Vivienda y Saneamiento 3 proyectos, en Agricultura 134, en Salud 31 y en Transportes y Comunicaciones 12. En infraestructura dañada se detalló la ubicación, daño o afectación y propuesta de intervención, en tanto, en obras y actividades de prevención, se precisó la ubicación exacta, prevención y propuesta de intervención.

 

El gobernador regional, reiteró la priorización de la renovación integral del sistema de agua y saneamiento para Chiclayo y José Leonardo Ortiz; así como la construcción de un drenaje pluvial para Chiclayo, La Victoria y JLO. Ambas inversiones superarían  los 1,200 millones de soles, agregó.

 

La autoridad regional cumplió dentro del plazo con la presentación de las propuestas de mejora al borrador del Plan de la Reconstrucción con Cambios de Lambayeque que fuera presentado por el director ejecutivo, Pablo De la Flor Belaunde, el pasado 17 de agosto.

 

Recordó que la Autoridad de Reconstrucción con Cambios tendrá en cuenta los proyectos de necesidad inmediata, infraestructura dañada, y obras y actividades de prevención de los departamentos afectados por las lluvias de El Niño Costero siendo éstos: Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Áncash, Lima e Ica. También se consideró a los departamentos de Cajamarca, Ayacucho, Arequipa, Huancavelica, Junín y Loreto que sufrieron huaicos, derrumbes y deslizamientos de gran intensidad. “Nuestra prioridad es que los 3,115 millones asignados a Lambayeque para la reconstrucción deben aplicarse de la manera más técnica y honesta por el bien de todos los lambayecanos” precisó

 

TERMINAL MARÍTIMO Y II ETAPA DE OLMOS

 

Humberto Acuña no se quedó callado y sostuvo que para hacer desarrollo en Lambayeque no sólo basta la voluntad, sino que hay que caminar para tocar puertas y hacer gestiones.

 

“Hemos logrado que Lambayeque sea considerada en el Plan Nacional Portuario, porque había conflictos entre el Ministerio de Transportes y de Defensa y los grandes intereses de La Libertad y Piura para que no se concrete un puerto en Lambayeque. Nosotros hemos invertido más de 3 millones de soles para tener el Plan Regional Portuario, lo que ha permitido que Lambayeque esté dentro del Plan Nacional, y lo que ahora buscamos es la inversión privada”, expresó.

 

Revela que de cara a la celebración del Bicentenario en nuestro país, dos obras importantes deben realizarse para el desarrollo de Lambayeque: El Terminal Marítimo Regional de Lambayeque y la II Etapa del Proyecto Olmos.

 

“El Terminal, es factible de hacer, cuesta 577 millones de dólares, necesitamos convencer a empresarios honestos, comprometidos y  decididos con el progreso de los pueblos, el Terminal Marítimo Regional se hará al concretizarse  los proyectos mineros de Cajamarca, si le damos viabilidad a Río Tinto, se pagaría el puerto con demasías”, puntualizó.

 

Agregó también que hacer la II etapa de Olmos es vital,  porque sin ella no veremos resultados al 1000 % de lo que significa la ejecución de la primera etapa, allí se verá mayor capacidad en desarrollo de infraestructura y puestos de trabajo para los lambayecanos, asevero.

 

NO CEDIÓ ANTE ODEBRECHT

 

“Al asumir mi gestión, nos encontramos con una serie de problemas, y uno de esos graves  problemas que impedía el desarrollo en la región Lambayeque,  era el cobró de 73 millones 300 mil dólares que Odebrecht venía cobrando por supuestos sobrecostos; sin embargo, destrabamos ese problema y en defensa de los intereses de todos los peruanos, no pagamos la millonaria cantidad de dinero que la empresa brasileña reclamaba”, sostuvo el Gobernador Regional de Lambayeque durante una entrevista con el Semanario Expresión, de análisis al tercer trimestre del tercer año de su segunda gestión.

 

Acuña Peralta resalta que las obras de irrigación del proyecto Olmos se han hecho durante su gestión, lo que ahora los lambayecanos pueden percibir como una obra de importante envergadura, que ha llevado que grandes empresas inviertan más de mil millones de dólares, para generar desarrollo y empleo no solamente para Lambayeque, sino para la macro región.

 

LLEGÓ HASTA EL TC

 

El  mandatario regional, recordó que la petición del pago de más de 70 millones de dólares que exigía Odebrecht por supuestos sobrecostos que le había originado la ejecución del túnel trasandino del Proyecto Olmos, llegó hasta el Tribunal Constitucional, cuyos magistrados, luego de una férrea defensa por parte del equipo legal del Gobierno Regional de Lambayeque, declaró improcedente el recurso de agravio constitucional que había presentado la Concesionaria Trasvase Olmos S. A – Odebrecht.

 

Relata que, según el fallo del ente constitucional que obra en el Expediente N° 02262-2016-PA/TC, la demanda de Odebrecht fue rechaza porque su recurso de agravio "no estaba referida a una cuestión de derecho en especial de trascendencia constitucional; es decir, no se había vulnerado ningún derecho amparado por la Constitución Política del Perú. 

 

“El Tribunal Constitucional, en su sentencia, recordó que el espacio del amparo está previsto para la protección de derechos y no para la atención de intereses particulares, sobre todo si con ello se afectan fondos públicos que provienen de todos los peruanos”, resaltó Humberto Acuña.

 

Recuerda que cuando asumió la gobernación regional, se encontró con el problema, lo que había trabado la continuidad de la perforación del túnel trasandino; es decir, los trabajos se estaban retrasando”, indicó,

 

Revela que Odebrecht había solicitado anular el fallo emitido, con fecha 26 de diciembre del 2012, por la Primera Sala Civil con Subespecialidad Comercial de la Corte Superior de Justicia de Lima, en el cual se validó el informe pericial emitido por el especialista Jorge Alva Hurtado.

 

Dicho informe o pericia – sigue relatando- fijó que los gastos por sobrecostos por la ejecución de túnel trasandino eran de 5 millones de dólares, y no de más de 70 millones de dólares como lo venía solicitando la Concesionaria Trasvase Olmos, amparado en un informe del Centro de Investigaciones de una universidad capitalina.

 

“Inicialmente se realizó un laudo arbitral, el cual fue consecuencia de un acuerdo extrajudicial de ambas partes. Mediante ese documento Odebrecht y el Gobierno Regional de Lambayeque renunciaban a reclamos posteriores y acordaron respetar el informe del perito Jorge Alva Hurtado. El especialista determinó que el gobierno regional solo debía cancelar 5 millones 92 mil dólares por concepto de sobrecostos causados en diciembre del 2010 debido a fuertes estallidos de roca.

 

CRÍTICAS DE OPOSITORES

 

En cuanto a las críticas que durante estos más de siete años de gestión ha recibido por parte de opositores políticos, señala estar seguro de lo que hace y no se arrepiente de haber hecho puentes, carreteras y colegios. 

 

Afirma que para él y su equipo de trabajo, todas las obras son importantes, que va desde un puente colgante hasta una carretera, porque gracias a ello se va a permitir el acceso de las personas a un mejor lugar para que puedan desarrollar sus diferentes actividades.

 

Asegura y se pone al brasero, para recalcarle a quien sea, que durante los 7 años y nueve meses de gestión, jamás ha recibido ni siquiera en sugerencia el pago del 10 por ciento de alguna obra. Más bien – recalca- que con ese dinero mal llamado diezmo, ha ejecutado más obras en diferentes zonas de los 38 distritos con que cuenta Lambayeque.

 

“Como la primera autoridad de los lambayecanos, he tratado de llegar a los lugares donde se necesita una obra de desarrollo, como colegios, puentes, pistas, veredas, con el objetivo de generar mejores condiciones de vida y desarrollo. En mi gestión se ha hecho la carretera Pomalca-Pampagrande,  y no me arrepiento; el colegio Nuestra Señora del Rosario y el Colegio Militar Elías Aguirre, la prolongación de la avenida Bolognesi, la pavimentación de la Av. Los Incas en el distrito de La Victoria, y no me arrepiento porque son obras que significan desarrollo y progreso”, sostuvo.

 

TRABAJO HONESTO

 

En un acápite a la entrevista, Humberto Acuña señala sentirse tranquilo con él mismo porque su conciencia está limpia. Es un convencido y se atreve a afirmar que por primera vez en la historia de la región Lambayeque, su gestión es la que va a dejar las cosas ordenadas.

 

“En estos momentos estamos liquidando proyectos que datan desde el año 2001. Además, tenemos todos los archivos del directorio ordenados para que cualquier autoridad o persona que ingrese lo revise, todo es transparente. No tengo temor a nada oscuro porque todo está de acuerdo a ley.

 

No descarta – detalla- que en una nueva gestión regional, la nueva autoridad pueda buscar “cinco pies al gato” con la finalidad de darse baños de popularidad haciéndolo quedar mal y al partido político que representa, pero se siente muy seguro que todo caerá en “saco roto” porque su gestión es honesta, transparente, y su trabajo se ha orientado por el desarrollo y progreso de los 38 distritos con que cuenta nuestro departamento.

 

NO SERÁ CANDIDATO

 

La autoridad regional no obvió refiere a las perspectivas que tiene su partido Alianza Para el Progreso –APP- con miras a las elecciones municipales y regionales de próximo año.

 

Advierte que no será candidato a nada, pero como en cualquier lugar del mundo, es un convencido que toda campaña electoral tiene sus propias particularidades. “En mi caso, así yo quiera postular, no podré porque la ley prohíbe la reelección, pero además se cumplir con mi palabra y aquí en Expresión referí que me tomaré a partir del 1 de enero del 2019, mi año sabático”.

 

Señaló que ha asumido desde ya el compromiso político con el fundador de su partido para viajar a nivel nacional a difundir su ideología y organización de APP. “Ayudaré a fortalecer a Alianza para el Progreso, en el último rincón del Perú, habrán bases, tendremos representantes que quieran jugarse el todo por el todo con el país, queremos seguir haciendo política de la mejor, nuestra filosofía es el servicio”, recalcó.

 

Revela que el actual alcalde del distrito de Chongoyape, Agustín Lozano Saavedra, será su sucesor, las bases lo han pedido,  “él es el candidato al gobierno regional de Lambayeque por las filas de APP”, advirtió.

 

Humberto Acuña, es un convencido que Agustín Lozano, dos veces alcalde del distrito chiclayano en tan sólo 7 años y 9 meses de gestión ha hecho grandes cambios en la tierra del Raca Rumi.

 

“En tan solo dos periodos, Agustín Lozano ha invertido y ha hecho más que Anselmo Lozano en el distrito de La Victoria, quien lleva cinco gestiones o 20 años como alcalde”, resaltó.

 

DESARROLLO DE CHICLAYO

 

Humberto Acuña señala ser un preocupado por el desarrollo de Chiclayo, a tal punto que por ser una ciudad ubicada en el punto estratégico de la parte norte del país, debe contar con una moderna infraestructura en todos sus aspectos, como puertos de embarque y desembarque, aeropuertos multimodales para carga y descarga, pero gracias a las poca gestión de sus autoridades municipales y de las regionales pasadas, seguimos viviendo en el anhelo.

 

Indica que las grandes obras de infraestructura para eventos deportivos internacionales no son competencia del Gobierno Regional sino del gobierno central o nacional, pero gracias a la intromisión de algunos políticos estas obras de infraestructura deportiva no se ha podido concretar, pero; sin embargo, lo han queridoresponsabilizar tan sólo con fines políticos.

 

“Por ejemplo tenemos obras de infraestructura a desarrollar para los juegos panamericanos. Esa obra fue licitada por el Instituto Peruano del Deporte –IPD- de Lima, pero está entrampado en un proceso de arbitraje. El ex ministro de Educación, Jaime Saavedra, jamás tuvo la voluntad ni el compromiso con el deporte y no hizo nada por sacar adelante este proyecto”, acotó. 

 

De igual manera, aclaró que el gobierno regional no tiene ningún compromiso de destinarle recursos a las municipalidades, porque no es el Estado, pero a pesar de ello, se han hecho licitaciones y se han firmado convenio con distintas comunas, para ejecutar obras.

 

“Una muestra de ello es que en la gestión municipal pasada se hizo la prolongación Bolognesi, el Paseo Yortuque, y el próximo año asfaltaremos las calles Cieza de León y Mesones Muro, los que son proyectos firmados con la ex administración edil de Roberto Torres Gonzales”, reveló y aclaró que la actual gestión municipal, la de David Cornejo Chinguel no ha querido tener una vinculación, y las obras que no se han hecho o no se les ha dado apoyo, escapa a su responsabilidad”, indicó.

 

 

+ Noticias

Reafirma que a partir del 1 de enero de 2019, se dedicará a viajar por todo el país para fortalecer a su partido político Alianza para el Progreso y asegura que su sucesor será Agustín Lozano Saavedra, quien –dice- ha hecho más obras que Anselmo Lozano con cinco períodos municipales en La Victoria.

HUMBERTO ACUÑA PERALTA: “CUIDEMOS LOS RECURSOS DE LA RECONSTRUCCIÓN”

Leer más
 
 
 


Las Fotos de la Semana!

Selecciona Para ampliar nuestras imagenes más resaltantes de la Semana