Semanario Expresión up

EN LA MUNICIPALIDAD DE CHICLAYO: REGIDOR RICARDO LARA NO DECLARA SUS INGRESOS, BIENES Y RENTAS

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1044

  comentarios   

De igual manera, Juan Carlos Pérez Bautista solamente ha presentado declaración jurada en el año 2015. Víctor Raúl Rojas Díaz y José Hildebrando Barrueto Sánchez, señalan poseer bienes por más de dos millones de soles.

  

A pesar que la Ley N° 27482 – Ley que Regula la Publicación de la Declaración Jurada de Ingresos, Bienes y Rentas de los Funcionarios Públicos y Servidores Públicos del Estado, es clara y precisa al demandar a los funcionarios Públicos cumplan a inicios y fin de cada año con declarar sus ingresos y bienes, en la municipalidad de Chiclayo la mencionada norma es letra muerta.

Para el regidor Ricardo Lara Doig, de las filas de Fuerza Popular y abogado de profesión, la Ley no existe debido a que desde el primer día hábil del año 2015, fecha en que se inició la gestión municipal de David Cornejo Chinguel, no ha realizado ningún tipo de declaración jurada.

Lo que más llama la atención, es que a punto de culminar el tercer año de gestión edil, el titular del pliego –David Cornejo Chinguel-, en este caso, a pesar de tener responsabilidad penal por avalar que el mencionado regidor incumpla la obligación, no ha puesto el hecho en el conocimiento de la Contraloría General de la República, evitando que ante el incumplimiento de la obligación legal, sea pasible de sanción, suspensión, cese en sus funciones y hasta destitución.

Otro regidor que “patea” la Ley  con el aval del burgomaestre y del mismo Procurador Municipal, en el fiscalizador Juan Carlos Pérez Bautista, quien únicamente ha presentado declaración jurada en el año 2015.

 

LA LEY

La presente Ley regula la obligación de presentar la Declaración Jurada de Ingresos y de Bienes y Rentas de los funcionarios y servidores públicos del Estado, conforme lo establecen los Artículos 40 y 41 de la Constitución Política y los mecanismos de su publicidad, independientemente del régimen bajo el cual laboren, contraten o se relacionen con el Estado.

La obligación se extiende al presidente de la República y Vicepresidentes; Congresistas; Ministros de Estado y Viceministros; Vocales Supremos, Superiores y Jueces Especializados o Mixtos; Fiscal de la Nación, Fiscales Supremos, Superiores y Provinciales.

De igual manera, los presidentes regionales, los miembros del Consejo de Coordinación Regional, Comités Especiales de Promoción de la Inversión –CEPRIS-, de los Organismos Autónomos, los procuradores públicos, alcaldes y regidores, así como todos los que administran o manejan fondos del Estado o de organismos sostenidos por éste.

De acuerdo a la Ley, el plazo de presentación de la declaración jurada es que los funcionarios y servidores públicos y demás personas que prestan servicios al Estado, es de 15 días naturales de iniciado el año, bajo responsabilidad penal del titular del pliego correspondiente.

 

LAS DECLARACIONES

El primer regidor, Guillermo Segura Díaz, viene cumpliendo con la Ley desde el año 2012 y en la presente gestión edil ha cumplido con declarar sus ingresos, bienes y rentas, señalando que como ingreso bruto por parte del Estado tiene el de regidor por un monto de 2,700 soles y 4,000 soles provenientes del sector privado. Además, posee bienes por 124 mil 648 soles.

Otro que también respeta la Ley desde el año 2015 a la fecha, es el regidor Edwin Huancas Ojeda, quien declaró que como fiscalizador recibe por parte del Estado la suma de 9 mil soles y del sector privado la cantidad de 3,400 soles. Además, en bienes posee un patrimonio de un poco más de medio millón de soles.

De igual manera, el regidor César Edgardo Sisniegas Vergara ha declarado sus ingresos del año 2015 a la fecha, pero recién lo hizo el 16 de febrero del año 2017, señalando que como único ingreso por parte del Estado percibe la suma de 9,200 soles, pero a la vez posee un patrimonio de un poco más de 700 mil soles.

Asimismo, el regidor César Augusto Torres Gálvez se allano a la Ley en tratativa recién el 11 de abril del 2017, indicando que por parte del Estad percibe la suma de 2,700 soles y del sector privado percibe la suma de 7 mil soles, y como bienes posee un poco más de 100 mil soles.

 

LOS MILLONARIOS

El regidor Víctor Raúl Rojas Díaz, se allanó a la Ley ni bien inicio funciones en la gestión edil de David Cornejo Chinguel; es así que, el 8 de abril del año 2015 declaró como ingreso mensual por parte del Estado la suma de 2,700 soles y como ingreso del sector privado la suma de 9,960 soles. De igual manera declaró tener bienes por un poco más de dos millones y medio de soles.

A la Ley también se sumó, pero con retraso, el regidor José Hildebrando Barrueto Sánchez, quien el 3 de enero y 10 de abril del 2017 declaró que durante el año 2015 al 2017 tiene un ingreso mensual del Estado de 2,700 soles y del sector privado percibe la suma de 6,500 soles. También declara tener bienes por un poco más de dos millones y medio de soles.

Otro regidor opulente que ha prestado declaración, pero que solo lo ha hecho referente a los años 2016 y 2017, recién el 11 de abril del presente año, es el regidor Alfredo Montenegro Bermeo, quien resalta que como fiscalizador recibe una dieta de 2,700 soles y como trabajador privado percibe 19 soles mensuales. Asimismo, declara tener bienes por un poco más de 900 mil soles, así como otros ingresos por 36 mil soles.

 

OTROS REGIDORES

Caso distinto es la del regidor Octavio Romero Romero, quien en su declaración jurada de los años 2015, 2016 y 2017, presentadas el 31 de marzo del 2015 y 12 de abril del 2017, que percibe la suma de 2,700 soles como regidor, así como siete mil soles mensuales como concepto de otros ingresos a partir del año 2016. En su declaración jurada no consigna tener propiedades en ninguna parte de Chiclayo y el país.

La regidora Laura Yrene Hernández Gonzales se mantiene al día en sus declaraciones juradas de ingresos, bienes y rentas, señalando que por parte del Estado percibe la suma 4,200 soles mensuales. Además, declara tener bienes por la suma de 70 mil soles.

 

UN SOLO INGRESO

En la gestión municipal de David Cornejo Chinguel también se cuenta con regidores que subsisten con la dieta que perciben como regidor, como es el caso del fiscalizador José Carlos Cabrejos Ucañay, quien el 13 de mayo del 2015 y 10 de abril del 2017 presentó declaración jurada de percibir únicamente 2,700 soles por parte del Estado, producto de la dieta que percibe en la comuna chiclayana por participar en las sesiones de concejo.

Otro que también declara tener un único ingreso consistente en la suma de 2,700 soles por parte del Estado peruano, es el regidor Boris Gustavo Bartra Grosso. Sin embargo, en el rubro de bienes, señala tener propiedad por el monto de 200 mil soles.

De igual manera, la regidora Liliana Barrantes Piscoya solamente ha cumplido con declarar sus ingresos de los años 2016 y 2017, y recién lo hizo el 16 de febrero del presente año, señalando que únicamente tiene el ingreso económico de 2,700 soles como producto de dietas de la Municipalidad de Chiclayo al cumplir función de fiscalizadora.

 

¿EN CRECIMIENTO?

Otro regidor que también declara tener un solo ingreso, percibiendo la suma de 2,700 soles por parte del Estado al cumplir la función de fiscalizador, es Elvis Tarrillo Bustamante. Sin embargo, dicha persona declaró el 17 de abril del año 2015 poseer bienes por la suma de 4 mil 190 soles, pero en el año 2016  afirma en el documento que su patrimonio se incrementó en 900 por ciento; es decir, posee bienes por 35 mil 652.40 soles.

Lo que llama la atención es que en el año 2017 no ha presentado declaración Jurada de ingresos, bienes y rentas.

 

PATEAN LA LEY

Otro regidor es Juan Carlos Pérez Bautista, quien durante los tres años de la gestión municipal de David Cornejo Chinguel solamente ha presentado declaración jurada en el año 2015, indicando que como ingreso por parte del sector público percibe la suma de 2,700 soles y como ingreso del sector privado tiene la suma de 2,500 soles. Además, declara no poseer ningún bien a excepto de 100 soles como otro ingreso.  

Sin embargo, el único regidor que en los tres años de gestión municipal del alcalde David Cornejo Chinguel no ha cumplido con lo que ordena la Ley  N° 27482, es el fiscalizador Ricardo Lara Doig, quien desde el primer día hábil de gestión no ha prestado declaración jurada de ingresos, bienes y rentas.

La acción vulnera el artículo 6 de la mencionada norma, la que señala que el titular de cada pliego presupuestal es el responsable de publicar en el Diario Oficial El Peruano la Declaración Jurada de Ingresos y de Bienes y Rentas presentada por los funcionarios y servidores públicos del Estado, la que se realiza durante el primer trimestre del ejercicio presupuestal.

 

DOMINIO PÚBLICO

La norma – según comunicado de la Contraloría General de República - sustenta que las autoridades que incumplan la obligación legal de presentar su Declaración Jurada de Ingresos, Bienes y Rentas, serán pasibles de sanciones, suspensión, cese en sus funciones y hasta destitución.

Además, la Declaración Jurada se registra y archiva con carácter de instrumento público, en la Contraloría General de la República; y una copia autenticada por funcionario competente se archiva en la entidad correspondiente.

Además, los documentos deben ser publicados en la página web de cada entidad a la que pertenezca el funcionario. Así, la ciudadanía podrá tener acceso a la información en el marco de la transparencia que impulsa el Estado. 

Deja tu Comentario