Semanario Expresión up

CARLOS PEÑA RELUZ SOBRE LAS AZUCARERAS: “LAS ADMINISTRACIONES JUDICIALES NO HAN FUNCIONADO”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1148

  comentarios   

  • El candidato de Podemos Perú asegura que se reunirá en el Congreso con los dirigentes azucareros para hallar soluciones a la problemática a la industria.
  • El dirigente agrario advierte que las riquezas de las azucareras deben ser repartidas equitativamente entre trabajadores y empresarios.

 

Carlos Peña Reluz nació en la azucarera Pomalca. Desde los 11 años ingresó a trabajar en la entonces hacienda y lo hizo por más de 40 años. Con la autoridad que le brinda le experiencia adquirida por el paso de los años, el hoy candidato al Congreso de a República por Podemos Perú para completar el período 2016-2021, reflexiona sobre la situación de la industria azucarera y asegura que las administraciones judiciales que ingresaron a tomar el control de los ingenios no han dado solución a la grave crisis por la que atraviesan.

 

“Las administraciones judiciales no son una solución. El Poder Judicial nombró administraciones a efecto de que las empresas azucareras puedan pagar las acreencias que tienen para luego devolverlas a los trabajadores, pero no ha sido así. Al contrario, bajo su administración nunca han podido pagarse las deudas, toda vez que estas han incrementado. Ellos mismos se venden, compran, garantizan su capital y los perjudicados siguen siendo los trabajadores azucareros. Hago un llamado a mis hermanos a nivel nacional, especialmente a los de Pomalca, Pucalá, Tumán y Cayaltí, a fin de coordinar ideas para darle una solución a este problema tan álgido”, sostiene.

 

HISTORIA

Al respecto, Peña Reluz hace un recuento de la historia de la industria. Explica que en un inicio estas fueron haciendas que estaban dirigidas por terratenientes como los De la Piedra en Pomalca. Apunta que luego, precisamente en 1969, a través del Decreto Ley Nº 17716 – Ley de Reforma Agraria, del 24 de junio de ese año, pasaron a convertirse en cooperativas, dándoseles la propiedad de las azucareras a los trabajadores.

Finalmente, refiere, en 1996, a través del Decreto Legislativo Nº 802 y del Decreto Supremo Nº 005, se cambió el modelo cooperativo por el de empresa agroindustrial, convirtiéndose las acreencias laborales acumuladas durante la época cooperativa en acciones, bajo el esquema de sociedades anónimas.

“Recuerdo que en 1969 cuando nos entregaron Pomalca, esta producía 12 mil bolsas de azúcar por día. Tenemos que hacer un mea culpa porque no estuvimos preparados para manejar empresas tan grandes. Sin embargo, el cambio de modelo de cooperativa a empresa agroindustrial no estuvo bien garantizado porque se apropiaron de nuestros beneficios sociales”, asevera.

Explica que, bajo el pretexto de sanear las deudas que se habían contraído con el Estado, deudas a las que denomina como “fantasmas”, se les hizo pagar por servicios que nunca se les brindó, tales como el de la seguridad social.

“En el tema de salud no se nos había atendido durante muchos años porque no se pagaba oportunamente. Sin embargo, a la hora de la liquidación se le canceló al Estado por ese servicio que no se nos había prestado. Todo ello motivó a que se le dé un valor a la empresa azucarera y nosotros, que habíamos tenido la propiedad de la misma, tengamos que volver a comprarla con el pago de nuestros adeudos laborales y beneficios sociales. Eso fue un engaño, un atropello contra nuestros derechos”, asegura.

 

PANORAMA ACTUAL

El candidato refiere que la situación descrita ha motivado que actualmente los trabajadores de la Agroindustrial Cayaltí no cobren sus remuneraciones desde hace nueve meses y que Pucalá ya sume 26 personas fallecidas producto de las disputas al interior de la azucarera.

“Tumán antes era un ejemplo de azucarera en Lambayeque, en Cayaltí se molía caña y ahora solamente se siembra. En cuanto a Pucalá es una pena lo que sucede, ahora los enfrentamientos ya ni siquiera son entre hermanos azucareros, sino con gente que viene de otros lugares y tiene intereses personales y económicos. Pomalca es la empresa que sí aparece con una relativa paz social que esperamos se conserve”, manifiesta.

Por ello, Peña Reluz propone que de llegar al Parlamento se reunirá con todos los dirigentes azucareros para plantear una solución inmediata a la problemática de las azucareras, cuya deuda con el Estado considera “impagable”.

“Nosotros también formamos parte del Estado Peruano, por eso buscamos que esa deuda se capitalice en acciones y sea entregada a los trabajadores, a fin de tener un paquete especial de capital que nos permita buscar un socio estratégico que podrían ser los mismos empresarios con quienes se debe sostener ele diálogo. Respetamos la inversión privada, pero debe ir de la mano con el trabajador. Nosotros entregamos la mano de obra y ellos el capital, juntos debemos trabajar para desarrollar las empresas azucareras, de modo tal que las riquezas sean distribuidas de forma equitativa”, indica.

 

AGRICULTURA

Sobre la situación del agricultor, el candidato afirma que en la Comisión Agraria del Congreso, cuyo último presidente fue Federico Pariona Galindo, no se designó a las personas idóneas y que conozcan la realidad de agro desde adentro, motivo por el cual no se plantearon leyes necesarias para su desarrollo.

Peña Reluz, quien fue presidente de la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos del Riego, resalta que como agricultores han recurrido a dicha comisión, pero no han tenido la posibilidad de hablar “el mismo idioma”, porque los parlamentarios que la conforman desconocen la realidad del agro, pese a que el Artículo 88 de la Constitución señala que los gobiernos de turno deben velar por el desarrollo del sector.

“Nos vemos frustrados con esta comisión porque no hemos tenido proyectos de ley que permitan favorecer a los pequeños agricultores que tantas necesidades tienen. En mi calidad de presidente de la Junta Nacional de Usuarios de los Distritos del Riego representé a más de dos millones 600 mil agricultores de todo el país y con mucha pena noté que no hay un equipo polivalente, netamente agrario, que nos permita desarrollar las propuestas para trabajar en mejores condiciones. Espero que en este nuevo Congreso se elija al hombre para el cargo y no el cargo para el hombre y que cada parlamentario se desarrolle en el sector que conoce”, refiere.

Peña Reluz comenta que son 124 juntas de usuarios de agua en todo el Perú, mil 580 comisiones de regantes y más de dos millones 600 mil agricultores los que ven desatendidos  sus derechos básicos, por lo cual retomará el proyecto de ley para brindar una pensión de jubilación al agricultor, el mismo que presentó en el gobierno de Ollanta Humala Tasso, y que tuvo una aceptación preliminar de 80 parlamentarios que lo suscribieron, pero que no llegó a debatirse en el pleno del Parlamento, toda vez que se quedó en la Comisión de Trabajo y Seguridad Social y en la Comisión Agraria. 

“La lista de Podemos Perú comparte mis ideales respecto al agro y la industria azucarera porque son de interés general. La pensión del agricultor no solo beneficia a Lambayeque, sino a todos los peruanos. Hay distintas problemáticas. Por ejemplo, trabajé para la junta de usuarios que nos cobraba el 20 % de las inversiones que se hacían en ellas y no debíamos pagar ese monto porque la infraestructura de riesgo es del Estado, además de que pagamos por el servicio de agua que llega a nuestros campos”, asevera. 

Por otro lado, el candidato refiere que tiene un proyecto de ley sobre el canon que llega a los gobiernos regionales y locales. Al respecto, menciona que a los agricultores no les llegan dichos recursos, por lo que su iniciativa legislativa buscará que un porcentaje sea destinado para los hombres del campo.

“De esta manera priorizaré que se desarrollen proyectos de infraestructura, riego tecnificado y una política de comercialización del cultivo”, asevera.

Deja tu Comentario