Semanario Expresión up

DE REPARTIDOR DE DIARIOS A DIRECTOR DE LA INDUSTRIA: CRISTIAN DÍAZ CASTAÑEDA

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1126

  comentarios   

Recorrer las calles de Chiclayo repartiendo el periódico no era una tarea complicada para alguien que vino a pie de Niepos (Cajamarca) hasta Lambayeque, porque Cristian Díaz Castañeda nunca la tuvo fácil.

Su hijo, Cristian Díaz Muñoz, cuenta que su papá llegó a esta tierra en una época en la que el transporte no estaba aún desarrollado, por lo que prácticamente vino a pie junto a su hermano, cargando en la alforja unos camotes sancochados.

“Él siempre contaba que una noche mientras hacían el recorrido, su hermano lo dejó solo, situación que él aprovechó para, víctima del hambre, comerse los camotes sancochados que habían llevado para el camino”, evoca.

Al poco tiempo su padre empezó a trabajar como repartidor del Diario La Industria, hasta que un buen día faltó un reportero y lo llamaron para cubrir ese puesto. El director de aquel entonces, Miguel Beningno Febres Fernandini, observó cualidades en él, así que le permitió colaborar en redacción.

“Por aquel entonces mi papá trabajaba en las mañanas y en las noches estudiaba su secundaria”, revela.

Poco a poco su padre iría ascendiendo. Primero como redactor principal, luego jefe de informaciones, hasta convertirse finalmente en el director del diario, donde trabajó por 25 años.

La pasión por el periodismo a Díaz Muñoz, también periodista, le nació por aquella época en la que iba al periódico y observaba cómo su padre redactaba sus notas en la máquina de escribir, y se fue acrecentando cuando lo visitaba en las distintas estaciones radiales en las que laboró: Radio Comercial con Claudio Baquedano Reyes, Radio Delcar con Fernando Noblecilla Merino, Radio Chiclayo, entre otras.

“A mi padre le decían jefe, pero tenía tanta amistad con la plana periodística que también lo trataban a veces de tú. Lo mismo luego en El Ciclón, donde también llegó a ser director. Eran épocas de mucha cordialidad en el periodismo”, comenta.

De aquella época recuerda una anécdota de su padre, quien en una oportunidad acudió con su fotógrafo a la inauguración del Banco de Crédito en Chiclayo, pero debido a que su acompañante no solía peinarse le impidieron el ingreso a la ceremonia por más que alegó formar parte del Diario La Industria. Ante la negativa de los hombres de seguridad, Cristian Díaz tuvo que salir y certificar que sí trabajaban juntos.

Pero Díaz Castañeda no se quedó solo como un periodista empírico. Su hijo cuenta que llegó a profesionalizarse al estudiar ciencias de la comunicación, lo que a la postre también le permitió convertirse en un hombre de instituciones, pues llegó a ser secretario general del Centro Federado de Periodistas y decano del Colegio de Periodistas de Lambayeque.

Hoy que Díaz Muñoz es un reconocido periodista radial como lo fue su progenitor, recuerda con cariño los halagos recibidos a causa de su padre. Él se entregó por completo al periodismo, profesión que ejerció hasta los 70 años, ocho antes de su muerte.

Deja tu Comentario