Semanario Expresión up

LUIS VIGIL URDIALES: “LOS CIUDADANOS NO PODEMOS SER MALTRATADOS”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1119

  comentarios   

El alcalde de Chiclayo, Marcos Gasco Arrobas, volvió a protagonizar un bochornoso incidente. A sus ya conocidos desencuentros y muestras de irrespeto con los medios de comunicación, se sumó ahora la agresión verbal contra su cuñado, Luis Vigil Urdiales, a quien – de acuerdo al acta de ocurrencia policial – amenazó en un céntrico supermercado de la ciudad. El motivo sería la oposición de este último a la Ordenanza Municipal N° 07-2019, que autoriza el ingreso de camiones de carga pesada al casco central.

 

El viernes 21 de junio, cerca de las 11 de la noche, Vigil Urdiales se constituyó a la Comisaría César Llatas Castro para poner de conocimiento ante las autoridades policiales lo sucedido al interior del supermercado Metro de la Avenida José Balta, cerca de las 10:15 de la noche.

De acuerdo a su declaración, cuando se encontraba cancelando unos productos en la caja del supermercado escuchó una voz fuerte y agresiva que lo amenazó y le decía: “Ya sabes lo que va a pasar con tu edificio”. Las palabras eran pronunciadas por el alcalde de Chiclayo, Marcos Gasco Arrobas.

Cuenta Vigil Urdiales, cuñado del burgomaestre, que optó por acercase preguntándole qué pasaba, recibiendo como respuesta palabras que le faltaron el respeto. Gasco Arrobas habría pedido a su seguridad que llame a la policía “para que se lleven” a su cuñado.

Otra de las amenazas lanzadas por la autoridad habría sido la demolición del edificio de Vigil Urdiales.

Testigo del hecho es la cajera de la tienda, Evelyn Cherres Ruestas. El jefe de seguridad del establecimiento también se apersonó.

 

OPOSICIÓN A LA ORDENANZA

“El edificio en el que funciona mi negocio ante la SUNAT se denomina inversión inmobiliaria, cuenta con todos los permisos edificatorios otorgados por la municipalidad y, en el peor de los casos, está vigente la Ley N° 30830, promulgada el 27 de julio del 2018, ley que modifica a la Ley N° 27157, sobre la regularización de edificaciones, del procedimiento para la declaratoria de fábrica y del régimen de unidades inmobiliarias de propiedad exclusiva y de propiedad común”, argumenta Luis Vigil.

Para el empresario, la actitud del alcalde sería una muestra de su fastidio debido a que junto a otros ciudadanos solicitó la intervención de la Fiscalía de Prevención del Delito en la sesión del 24 de mayo pasado, día en que se aprobó la Ordenanza Municipal N° 07-2019, norma con la que se autoriza el ingreso de vehículos de carga pesada de hasta 39 toneladas en el casco central de la ciudad.

“Los vecinos de la zona sur de Chiclayo fuimos los impulsores de la ordenanza que autorizaba solo el ingreso de camiones de 3.5 toneladas a la ciudad y cuando supimos que se iba a dar la nueva ordenanza yo intenté hablar con el alcalde para explicarle nuestra preocupación. Nunca me escuchó. ¿Cómo van a entrar a nuestra casa, que es la ciudad, camiones para romper las pistas y los desagües y la única respuesta del municipio es que se recibirán siete millones de soles? No es así”, sostiene.

 

ANTECEDENTES DE AGRESIÓN

Según ha relatado Vigil Urdiales a Expresión, esta sería la segunda vez que Gasco Arrobas lo agrede. La primera se remontaría al 2014, después de las elecciones municipales y regionales de ese año, en las que el ahora alcalde de Chiclayo perdió las votaciones como postulante del Partido Aprista Peruano.

“Como es sabido yo postulaba en la lista del Partido Popular Cristiano y después de las elecciones, en una reunión familiar en un chifa del centro de la ciudad, Marcos Gasco se acercó y me golpeó en la cara acusándome de haberle quitado los votos, impidiendo que él gane las elecciones”, asevera.

Luis Vigil menciona que si ha denunciado la reciente agresión sufrida es porque su dignidad “no puede ir por los suelos”, aun cuando la persona involucrada directamente en el caso sea su cuñado, el alcalde Marcos Gasco Arrobas.

A través de la Policía Nacional del Perú, el empresario ha solicitado al supermercado que remita copias de los videos de seguridad, que además tienen registro de audio, a fin de proceder con lo que corresponda. Además, ha pedido garantías para su integridad, pues considera que después de este hecho, sucedido en un espacio público y ante la vista de los ciudadanos, cualquier otra agresión puede suceder en su contra.

“Con los videos se podrá ver el proceder de una persona que ha actuado tan ligeramente y tan bajo. Los ciudadanos no podemos ser maltratados. Hay que ponerse al frente, como yo lo estoy haciendo. Es un vergüenza que sea mi cuñado”, manifiesta.

Deja tu Comentario