Semanario Expresión up

AL CIERRE DEL 2019: EXPORTACIÓN DE MARACUYÁ DECRECERÍA EN CASI NUEVE MILLONES DE DÓLARES

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1127

  comentarios   

  • La disminución se debe a una mezcla varietal en la semilla del cítrico.
  • Lambayeque tiene el 20 % de la producción nacional de maracuyá.

 

Preocupación en el sector agroexportaciones. Tras haber llegado a un pico de 50 millones de dólares en exportación de maracuyá en el 2017, lo que convirtió al Perú en el primer exportador mundial de este producto, el 2019 sería el segundo año consecutivo en el que la cifra disminuiría, toda vez que el año pasado se alcanzó 43.6 millones y este se cerraría en 35 millones, dada la caída de 12 % en lo que va del primer semestre del año.

 

Según el vocero de la Mesa de Trabajo de Frutas para la Industria de la Asociación de Exportadores del Perú – ADEX, Renzo Gómez Moreno, esta baja se debe principalmente a que el Perú ya no es competitivamente productivo, pues su maracuyá ha perdido calidad, lo cual ha hecho que no alcance los estándares deseables para la exportación, donde la industria demanda el 70 % de la producción total y un 30 % queda para el mercado interno.

Refiere que la disminución en la calidad del producto se debe a una cuestión genética, pues se ha introducido semilla de contrabando, lo que ha ocasionado una mezcla varietal en los cultivos de toda la costa norte, imposibilitando que existan campos con semilla pura.

Explica que antes el maracuyá que se exportaba tenía entre 13 a 14 brixs (medida que determina la cantidad de azúcar en un líquido), es decir, ostentaba un alto grado de dulzor, mientras que hoy, debido a la impureza de la semilla, la producción contiene entre 11 y 12 brixs, lo cual complica que el fruto llegue a mercados internacionales, donde el mínimo exigible es 13.

“El maracuyá es un cultivo de pequeños agricultores y cuando ellos ven que el producto ya no es rentable, simplemente lo matan y dejan de sembrar. Entonces, si se producen menos kilos y encima son de mala calidad, el precio de compra baja y la rentabilidad ya no es la misma. Todo eso ocasiona que se disminuya la oferta”, sostiene.

Apunta que otra causa que motiva la disminución de la calidad es la inocuidad, pues los agricultores suelen ser engañados para la compra de pesticidas que a la larga terminan afectando el producto y el mismo suelo.

 

SITUACIÓN

Gómez Moreno señala que el maracuyá ocupa el puesto 17 en el ranking de agroexportaciones con 43 millones 605 mil 512 dólares, de los cuales el 95 % se exporta en presentaciones de concentrado y jugo, el 5 % en forma de pulpa, y menos de un 1 % como fruta fresca.

Refiere que si bien el Perú se mantiene como el primer exportador mundial de maracuyá, por encima de Ecuador y Vietnam; a nivel de producción es el segundo, dado que el primero es Brasil, pero este país no exporta, pues tiene una alta demanda de consumo local.

Afirma que el Perú cerró el 2018 con un total de seis mil 158 hectáreas cosechadas de maracuyá, lo cual genera 140 mil toneladas de este producto, además de beneficiar a más de tres mis familias que viven de la producción de este fruto, si se tiene en cuenta la media de dos hectáreas por familia.

Apunta que el 50 % de la producción se concentra en Áncash y La Libertad, mientras que en Lambayeque el 20 %, aunque los dos primeros no son precisamente los departamentos que tienen la mayor superficie de hectáreas cosechadas.

Revela que Lima lidera la participación de hectáreas cosechadas con dos mil cinco en el 2018, seguida por Lambayeque con mil 129 hectáreas, lo cual representa una participación del 33 % y 18 %, respectivamente.

Le siguen Áncash con mil 85 hectáreas, La Libertad con 831 y Piura con 786. Advierte que todos los departamentos crecieron en superficie cosechada respecto al 2017, salvo Junín y Cajamarca. En tanto, Lambayeque registró un crecimiento del 21 %, mientras que Tumbes fue la de mayor crecimiento con 38 %.

 

EXPORTACIONES

El experto revela que entre enero y junio de este año, la exportación de maracuyá en jugo fue de siete millones 214 mil 41.23 dólares, lo que constituye una disminución del 4.09 % respecto al 2018.

Asimismo, la exportación en néctar alcanzó en la primera mitad del año los 659 mil 998.93 dólares, es decir, un 15.67 % menos respecto al año pasado. En tanto, la presentación en pulpa disminuyó casi el doble (30.58 %), pues se exportó 863 mil 164.10 dólares, a diferencia del millón 243 mil 416.50 del 2018.

No obstante, el concentrado es la presentación con mayor caída de valor exportado, alcanzando el 39.26 %, producto del millón 147 mil 538.06 dólares que se logró de enero a junio, respecto al millón 889 mil 143.19 alcanzado el primer semestre del 2018.

En cuanto al volumen exportado, de enero a junio se creció un 4.68 % en la presentación de jugo, debido a las 16 mil 609 toneladas, respecto al año pasado. Sin embargo, se decreció un 17.99 % en concentrado, 16.47 % en néctar y 29.77 % en pulpa.

El ranking de exportaciones lo lidera la uva con 817 millones 15 mil 205 dólares, seguida de la palta con 787 millones 659 mil 838, el café con 677 millones 273 mil 259, el arándano con 560 millones 243 mil 695 y el espárrago con 529 millones 906 mil 441.

 

DESTINOS DE EXPORTACIÓN

Gómez Moreno señala que el maracuyá en presentación de jugo es exportada principalmente a Chile (30 %), seguido de Estados Unidos (25 %), Holanda (21 %), Argentina (9 %) y Australia (7 %). El otro 9 % se distribuye entre otras naciones.

En tanto, Holanda recibe el 51 % de la exportación en néctar, superando ampliamente a España (14 %), Chile (12 %), Italia (10 %) y Corea del Sur (5 %). El 7 % restante se divide entre otros países.

Asimismo, indica que, al 2018, el valor de las exportaciones en Holanda fue de 32 millones 616 mil dólares, en Estados Unidos de dos millones 253 mil y en Chile de un millón 874 mil.

“Holanda es la puerta de ingreso a Europa, dado que tienen el puerto con la infraestructura más moderna por su capacidad de frío, lo cual favorece al maracuyá, pues es un producto que se exporta congelado”, asevera.

Refiere que para crecer en exportaciones también es necesario que haya una mejor infraestructura portuaria en el país, para lo cual es una buena noticia que el puerto de Salaverry ya esté operando, pero sigue siendo una deuda pendiente el de Puerto Eten.

“Olmos y Motupe, e incluso zonas secas como Zaña, serán los próximos brazos exportadores del Perú, pues las condiciones del clima y la tierra son muy buenas, pero para eso es necesario que el Terminal Marítimo de Puerto Eten sea una realidad y aquí existen todas las condiciones porque el muelle de Eten incluso es mucho más limpio que el de Salaverry”, afirma.

 

ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN

Por otro lado, el vocero de la Mesa de Trabajo de Frutas para la Industria señala que ya se ha realizado un convenio con el Instituto Nacional de Innovación Agraria – INIA, para tratar de paliar la problemática de la semilla del maracuyá, para lo cual junto a ADEX y otras instituciones desarrollarán el II Congreso Internacional de Maracuyá, los días 5 y 6 de septiembre, a fin de informar a los agricultores respecto al manejo de las semillas, para lo cual tendrán como expositor al colombiano Adalberto Rodríguez Carlosama, uno de los genetistas más importantes del continente.

En tanto, la especialista de la Gerencia Regional de Agricultura, Marilú Chacón Gonzáles, refiere que desde la institución a la que pertenece se está trabajando en la asociatividad de los productores, a fin de que ellos puedan aliarse y contratar especialistas que les brinden asistencia técnica para mejorar la calidad de su cosecha y los volúmenes de producción.

Explica que actualmente el principal producto que se cosecha en Lambayeque es el arroz con aproximadamente 400 mil toneladas en 50 mil hectáreas, seguido del mango, el maíz, el limón, la maracuyá, la caña de azúcar, entre otros.

Deja tu Comentario