Semanario Expresión up

LO RESPONSABILIZAN DE VULNERAR LOS PACTOS COLECTIVOS: TRABAJADORES DEL GOBIERNO REGIONAL NO DESCARTAN PROMOVER VACANCIA DE ANSELMO LOZANO

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1132

  comentarios   

Los trabajadores del Gobierno Regional de Lambayeque, organizados en una coordinadora que agrupa a los diferentes gremios sectoriales, realizaron a inicios de esta semana una protesta preventiva en contra de lo que consideran una gestión arbitraria, en perjuicio de sus derechos laborales y pactos colectivos, por parte del gobernador Anselmo Lozano Centurión.

 

Como servidores públicos, demandan al gobierno nacional la derogatoria del Decreto Supremo N° 261, que – en su opinión – conculca una serie de derechos, básicamente la negociación colectiva y reduce el monto pensionario.

 

“También se afectan los derechos adquiridos por 25 y 30 años de servicios, además del monto adicional que nos debería tocar por la nueva escala de remuneraciones que queda sujeta a la disponibilidad de presupuesto, lo cual es preocupante porque si la administración informa que no hay recursos se afecta nuestras remuneraciones”, señala Elmer Rivas Flores, secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Sede Regional y vocero de la coordinadora de servidores regionales.

 

CAMBIO PRESUPUESTAL

A nivel regional, el dirigente refiere que se ha buscado dialogar con el gobernador Anselmo Lozano Centurión a fin de hallar una solución a sus demandas, toda vez que se ha resuelto la reasignación de los recursos del presupuesto anual de la sede central del Gobierno Regional de Lambayeque, fijados para el bono por alimentos a favor de los trabajadores, para el pago de sueldos a los contratados por Servicios No Personales – SNP.

 

“La bonificación por alimentos es un beneficio que venimos recibiendo desde hace muchísimos años y él lo quiere recortar. La plata destinada para la bonificación es ahora empleada en el pago de los SNP. La bonificación fue establecida en el 2005 por pacto colectivo”, remarca.

 

PACTO COLECTIVO

Rivas Flores acota que de acuerdo al marco legal nacional los pactos colectivos – tal como lo ha establecido el Tribunal Constitucional – tienen rango de ley, por lo que su eliminación no puede ser una decisión unilateral de la administración que lidera Lozano Centurión.

 

“Nos ha recortado varios beneficios y algunos montos han sido reducidos a su mínima expresión. De lo presupuestado en la Sede Regional para el bono de alimentos, que son 270 mil soles, en febrero fue transferido al pago de SNP, dejándonos sin la percepción de un beneficio que se fijó por pacto colectivo. La constitución y el Tribunal Constitucional han sentado posiciones firmes respecto a la negociación colectiva, pero nada de eso quiere entender el gobernador”, señala.

 

MÁS CONTRATOS

Cuestiona que en la sede regional se haya incrementado la planilla de trabajadores contratados y funcionarios convocados por la nueva administración, muchos de ellos “con sueldos extraordinarios”, lo que perjudicaría a los demás trabajadores.

 

“Tengo 36 años trabajando en el gobierno regional y nunca se ha dado una situación de este tipo. El problema se ha generalizado. En la Gerencia Regional de Transportes y Comunicaciones se está transfiriendo un monto aproximado de 500 mil soles para cubrir planillas en la sede central, así como otros gastos pendientes”, menciona.

 

Elmer Rivas acota que también resulta cuestionable que muchos de los funcionarios de confianza de Lozano Centurión, como es el caso de la gerente general, María Castro Grosso, hayan sido beneficiados con sueldos altos, pasando la remuneración – en ese caso – de diez mil a 13 mil soles.

 

“Hay sueldos de cinco, siete y hasta diez mil soles, una planilla dorada para personas que recién ingresan. Es muy significativa la forma en la que se está gastando el dinero. Otra problemática seria es la desactualización de los sistemas a nivel de las oficinas. Yo soy ingeniero civil, pero no tengo en la computadora de la sede regional acceso a programas como S10 o Autocad, nos vemos obligados a utilizar programas sin licencia. En el Sistema de Planificación, en la Oficina de Demarcación Territorial, se ha dejado sin efecto el contrato de trabajadores que han sido capacitados. Han botado al cartógrafo, a otros técnicos que fueron adiestrados en programas de Acondicionamiento Territorial. Esas cosas son lamentables, estamos en una crisis de funcionamiento a nivel del gobierno regional”, expone.

 

SIN RESULTADOS

Para el dirigente, habiendo transcurrido nueve meses de la gestión de Anselmo Lozano como gobernador regional son prácticamente nulos los resultados alcanzados hasta el momento.

 

“En algunos sectores el presupuesto está prácticamente intacto y como ejemplo tenemos a la Gerencia Regional de Salud, que en lo referido a la atención neonatal no ha gastado ni un sol. Esta situación es muy preocupante, porque antes el Gobierno Regional de Lambayeque era premiado por sus logros en cuanto a gestión pública a nivel nacional, destacábamos por buenas prácticas y servíamos de ejemplo para otros gobiernos subnacionales. Jamás se ha visto que los fondos del presupuesto, establecidos para un fin, eran movidos para pagar planillas exorbitantes. No hay tampoco un equipo técnico y funcional de calidad”, menciona Elmer Rivas.

 

Revela en determinado momento la sede central del Gobierno Regional de Lambayeque se ha quedado desabastecida de papel, por lo que la administración se habría visto en la necesidad de recurrir al Proyecto Especial Olmos Tinajones – PEOT, para superar el impase.

 

“Esa es la realidad interna del gobierno regional. Hemos intentado conversar con el gobernador y lo único que hemos recibido ha sido un portazo en la cara. Esa es la forma en la que se está comportando la autoridad y por ello hemos elevado una carta de protesta. Con él no se puede dialogar, es imposible. En una reunión nos trató como si nosotros fuéramos su enemigo o estuviéramos para obstruir su trabajo. Estamos en la lucha y dispuestos a asumir las consecuencias”, manifiesta.

 

Finalmente, Rivas López señala que preocupa que por la no ejecución de los presupuestos el gobierno regional se vea en la obligación de revertir recursos al erario nacional y el próximo año se reduzcan las partidas para Lambayeque, por lo que no descarta que sean los propios trabajadores quienes promuevan la revocatoria de Lozano Centurión.

 

“Con los otros gobernadores hemos tenido problemas, pero no tantos como con el actual. La perjudicada es la población. Anselmo Lozano y la gente que ha traído no tienen la capacidad suficiente para garantizar el gasto y emprender gestiones importantes”, remarca.

Deja tu Comentario