up

URGEN MÁS NICHOS: Cementerio ‘El Carmen’ está al 80 % de su capacidad

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1222

  comentarios   

  • El directorio de la Beneficencia de Chiclayo aprobó la construcción de dos pabellones en el camposanto.
  • Planean convertir el cementerio ‘El Carmen’ en un museo histórico.

Tras la detención de 10 funcionarios y exfuncionarios de la Sociedad de Beneficencia de Chiclayo – SBCH, por la presunta colusión agravada en la adquisición de un terreno para la construcción de un nuevo cementerio, se ha vuelto a poner sobre el tapete la situación del camposanto ‘El Carmen’, el cual fue noticia en abril de este año por la poca capacidad para seguir albergando a más fallecidos. Según la presidente del directorio de la SBCH, Erika Araujo Gonzales, actualmente el 80 % de los nichos están ocupados, pero ya se han dispuesto las medidas para asegurar la disponibilidad de estos.

La funcionaria indica que se ha aprobado en sesión de directorio la construcción de dos pabellones más, los cuales tienen capacidad para 207 nichos cada uno. Además, se está gestionando la posibilidad de que los restos albergados en los nichos con más años de antigüedad sean trasladados a unos osarios, a fin de ganar mayor capacidad en el cementerio.

“Ahora, el problema que tenemos es que para exhumar estos cadáveres necesitamos algunas autorizaciones por parte del Ministerio del Ambiente y de la Gerencia Regional de Salud. Estamos viendo cómo proyectar eso, pero si logramos construir estos osarios vamos a ganarle espacio al cementerio y cautelaremos que no nos quedemos sin nichos para vender”, apunta.

Proyectos

Sostiene que por ahora se están realizando algunas acciones para embellecer el cementerio. Por ejemplo, con apoyo de ENSA se ha logrado la iluminación de la avenida El Carmen, se han instalado unas jardineras a las afueras del camposanto y se han pintado las rejas.

“De repente es insignificante, pero desde que se inauguró el cementerio nunca se pintaron las rejas y ahora no solo están pintadas, sino lijadas y cromadas (…) Yo sí quisiera poder adquirir un terreno para el nuevo cementerio en el tiempo que me queda al frente de la institución, pero sin dejar de embellecer a ‘El Carmen’, que es mi preocupación”, indica.

Refiere que está en pie la iniciativa de convertir al cementerio en un museo histórico, tal como ocurre con Presbítero Maestro en Lima. Por lo pronto, a fines de diciembre se lanzará un proyecto para que la gente pueda conocer las instalaciones y hacer un recorrido por las tumbas de personajes ilustres como Vicente de la Vega, Luis González, José Leonardo Ortiz, entre otros.

“Se vienen proyectos grandes. A mí me gustaría muchísimo que se pueda concretar todo esto, pero definitivamente, no nos vamos a quedar desabastecidos de nichos en el corto plazo. Ya se han aprobado los dos pabellones. Ahora se están licitando las bases de modo público en la página de Beneficencia para su construcción. Esperemos que esto se dé de la forma más pronta posible”, indica.

Asimismo, indica que el Servicio Funerario Integral – SERFIN, es el que más ingresos le genera a la Beneficencia, por lo que muy pronto se adquirirá una nueva carroza fúnebre.

‘Estrellita de la calle’

Por otro lado, Araujo Gonzales expresa que desde el 8 de marzo de este año está en funcionamiento el proyecto ‘Estrellitas de la calle’, el cual brinda desayunos y almuerzos gratuitos a 50 niños que trabajan en las calles, ya sea lustrando zapatos, vendiendo caramelos, limpiando parabrisas, etcétera.

Describe que el proyecto ahora se ha tornado más integral, pues ya no se limita solo a garantizar la alimentación de estos niños, sino que a través del centro médico de la Beneficencia se les brinda asistencia en salud, no solo a ellos, sino también a sus padres.

“Hace más o menos un mes una señora, que era mamá de una de nuestras estrellitas de la calle, se enfermó de COVID y le dimos asistencia médica a ella y a toda la familia porque son tres los hermanos que trabajan limpiando los carros en Chiclayo. Es realmente gratificante ver cómo 50 niños desayunan y almuerzan gracias al pago de los inmuebles de la Beneficencia, cuya finalidad es esa”, precisa.

Galerías La Plazuela

Sobre el cierre de las Galerías La Plazuela, sostiene que este que se produjo porque hay un informe de Defensa Civil que da cuenta del mal estado en el que se encuentra la infraestructura, en virtud de lo cual representa un riesgo para la vida y la salud, tanto de los visitantes como de los propios inquilinos.

“A los inquilinos se les ha avisado con tiempo de esta decisión administrativa, se les ha dado un plazo para que saquen sus cosas, se les dio ampliación de ese plazo, pero no lo hicieron. Es lamentable que tengamos que tomar estas decisiones para salvaguardar las vidas de ellos y nuestra responsabilidad administrativa también”, indica.

Afirma que ha solicitado a la Gerencia de Negocios de la SBCH que presente un plan respecto a qué se va a hacer con dicha infraestructura, pues tampoco se puede mantener cerrado permanentemente, ya que representa rentas para la entidad. Anota que por lo pronto ha tomado conocimiento de que habría hasta cinco empresarios, no solo de Chiclayo, sino también de Lima, con interés en alquilar dicho inmueble.

“Todavía tenemos algunas falencias con el tema de las personas que siguen sin pagar. Ya se les están enviando algunas cartas notariales para el desalojo. Los inquilinos y la sociedad en general deben saber que el dinero que cancelan es netamente para dar protección social. Que la sociedad chiclayana conozca que los inquilinos de las Galerías La Plazuela deben hace muchos años”, asevera.

Legado Piedra Lora

En tanto, asegura que gracias al Legado Piedra Lora la Beneficencia ha desembolsado 88 mil soles en favor de las personas más pobres que se atienden en el Hospital Las Mercedes.

“Cuando llegué creo que solo se habían ejecutado dos mil soles, pese a que al Hospital Las Mercedes va gente muy pobre y en pandemia peor aún. Si tenemos el Legado Piedra Lora de esa familia que hace muchísimos años dejó ese edificio, ¿por qué no se movía ese dinero? Porque simplemente no había interés de querer ayudar a la gente. Actualmente, todos los días sale un cheque de Beneficencia a favor de los más pobres del Hospital Las Mercedes”, garantiza.

Caso ‘La sociedad’

Por otro lado, sobre la investigación que se sigue a funcionarios y exfuncionarios de la Beneficencia por la presunta compra sobrevalorada de un terreno para el cementerio, indica que esta investigación se inició en el 2019, dado a que los entonces directivos de la SBCH dieron cuenta a la fiscalía de la situación irregular que apreciaron.

En lo que a ella concierne, menciona que cuando asumió funciones como presidente del directorio preguntó si se podía hacer uso del terreno en cuestión para implementar un proyecto en favor de la población, pero se le indicó que esto no era posible, dado que estaba dentro de una carpeta fiscal.

En lo que va de su gestión, precisa que solo se ha seguido una investigación por parte del Ministerio Público y fue por la presunta sobrevaloración en la adquisición de Equipos de Protección Personal por 232 mil 440 soles.

“Cuando me enteré de esta situación solicité los informes pertinentes y tuve que tomar la mejor decisión, dando a conocer este caso a la única entidad que vela por los intereses de la Beneficencia que es la Procuraduría de la Municipalidad de Chiclayo. Me demoré porque quise armar el expediente de los informes de las personas que estaban dentro del comité de selección: el responsable del área de Logística, el de Recursos Humanos como área usuaria y el gerente general. Estas personas fueron apartadas de mi gestión, ya que no gozaban más de la confianza de presidencia”, expone.

Leer más


SOCORRO ORTIGAS BUSTAMANTE: “Los directivos de la Beneficencia deben defender el patrimonio de la entidad”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1222

  comentarios   

  • La expresidente de la Sociedad de Beneficencia de Chiclayo exhorta a las autoridades a poner en valor los bienes inmuebles de la institución.

Socorro Ortigas Bustamante fue presidente del directorio de la Sociedad de Beneficencia de Chiclayo – SBCH, de septiembre del 2000 a noviembre del 2001. Aunque solo estuvo 13 meses, su gestión es gratamente recordada por la población, pues con ella al frente la entidad recuperó propiedades y puso en valor sus bienes inmuebles. Al respecto, la exfuncionaria recuerda su paso por la institución y exhorta a las actuales autoridades a trabajar pensando en el beneficio de los más necesitados.

“Cuando uno llega a una institución de obra de bien, de caridad, como es la Beneficencia, la mejor manera de cumplir y ser leal con quien te nombró es haciendo una buena gestión, a través de las propiedades que fueron donadas para servir y ayudar a las personas más necesitadas. No puede ser que malos funcionarios se valgan de esta institución para servirse a sí mismos”, manifiesta.

Recuerdos

Socorro Ortigas recuerda que ella aceptó asumir la presidencia de la SBCH porque su familia siempre estuvo vinculada a la entidad. Su bisabuelo, Claudio Ortigas, fue presidente de la institución entre 1879 y 1880, y su hermano ocupó la vicepresidencia durante la gestión de Ricardo Ramírez Gastón Gamio (1983).

“Lo acepté más que todo por un motivo de amor hacia una institución tan noble, a la cual se le ha sacrificado tantísimas veces por gestiones que no han sido transparentes, que no se han ubicado en el lugar que amerita el cargo”, señala.

Deslealtad

La madrugada del jueves 16 de septiembre, los representantes del Ministerio Público junto a la Policía Anticorrupción desarrollaron un operativo en el que intervinieron a 10 personas presuntamente involucradas con la adquisición de un terreno sobrevalorado para la edificación de un cementerio por parte de la Beneficencia. Entre los intervenidos estaba Felipe Llerena Gómez, extesorero de la SBCH.  Al respecto, Ortigas Bustamante recuerda un episodio con el exfuncionario.

“Recuerdo que la Beneficencia tenía una fábrica de ataúdes y este señor también puso una fábrica de ataúdes. Entonces, cuando las personas iban a comprar a la Beneficencia, él los derivaba a su fábrica. Era un trabajador desleal con la institución. Él es un trabajador que ha cometido una serie de actos irregulares y que no sé cómo los directorios han permitido que continúe trabajando en la institución”, destaca.

Inmuebles

Ortigas Bustamante señala que ya desde su gestión, hace 21 años, se analizaba la posibilidad de adquirir un terreno para la edificación de un nuevo cementerio. En aquel entonces, la iniciativa consideraba la ubicación en la carretera a San José.

“En mi gestión también pensábamos en esta posible compra del terreno, pero más me dediqué a salvar los bienes de la SBCH. Recuerdo que una resolución nos salió adversa en el Poder Judicial. Por esos días estaba acá la procuradora del Ministerio de la Mujer y nos acompañó a defender este caso porque encontramos con que un vocal había votado a favor, pero luego había borrado su voto y cambió en contra. Allí estuvimos todo un día hasta lograr revertir este caso”, anota.

Añade que durante su gestión tampoco fueron ajenos los actos de corrupción. Por ejemplo, recuerda que había exfuncionarios que alquilaban inmuebles de la SBCH en favor de una persona -esta dejaba de pagar- y luego se la alquilaban a otra afín, con lo cual la entidad seguía sin percibir las rentas por concepto de alquiler.

“Yo puedo tomar un carro y hacer el recorrido por las propiedades que quedaron en mi gestión, pues hice una defensa cerrada. Aquí se trata de que los directorios tienen como obligación defender el patrimonio de la institución. Aquí no hay amistad, las amistades no están para que vayan en fila a conversar con la presidente, con un miembro del directorio o con un funcionario para ver cómo se apropia, alquila o vende un inmueble”, menciona.

Menciona que la Beneficencia ha recuperado inmuebles, pero también ha perdido otros. Recuerda el caso del local de la ex Mutual de Chiclayo, propiedad de la SBCH, que fue adquirida por la Municipalidad de Chiclayo.

“La Mutual Chiclayo hizo un convenio con la SBCH cuando el presidente era Arturo Pastor Araujo y el presidente de la Mutual Chiclayo era el padre Pastor Boggiano. Entonces, el convenio consistía en que la SBCH ponía el terreno más 25 % y la Mutual Chiclayo ponía el 75 % para la construcción. Esto nunca se llegó a realizar. Muy por el contrario, la SBCH puso el terreno más 70 % y la Mutual solo puso el 25 %”, indica.

Indica que la SBCH nunca debió perder esta propiedad, pues estaba hecha para resistir 13 pisos y pudo ser de mucho rédito para las arcas de la entidad. “La SBCH ha sido invadida, el Estado, que tiene sus recursos, se ha apropiado de terrenos que son exclusivamente de la SBCH, como el que ocupa ahora la Gerencia Regional de Salud o las Aldeas Infantiles”, precisa.

Asimismo, menciona el caso de las ‘Galerías La Plazuela’, las cuales fueron clausuradas el 13 de septiembre, tras un informe de Defensa Civil, que daba cuenta del calamitoso estado de la infraestructura.

“Durante mi período viajamos a Lima  para gestionar este tema y recuerdo que en el lapso de tres días vino una persona interesadísima en tener esos terrenos A modo de ejemplo, si la SBCH recaudaba 50 mil soles, con este proyecto iba a recaudar 5000 mil, así de provechoso era para la institución. ¿Qué es lo que tiene que hacer un directorio?: defender las propiedades, su patrimonio y darles valor para recaudar más. Esa es su razón de ser, recaudar más para que vaya en beneficio de quienes lo necesitan”, asevera.

Explica que la Beneficencia lo que debe hacer es revalorar las propiedades que tiene, a fin de que estén al mismo nivel en precio que los inmuebles privados, e incluso más, pues se trata de predios que están destinados al beneficio de las personas más vulnerables.

“Aquí el asunto es que hay muchos intereses porque la SBCH tiene varios terrenos y propiedades muy bien ubicadas dentro de la ciudad”, explica.

Investigaciones

Respecto a las investigaciones antes descritas, indica que la Beneficencia, con 185 años a cuestas, no merece verse involucrada en estos hechos de presunta corrupción, ya que son muchas familias las que donaron su patrimonio en virtud de las personas más vulnerables. 

Asimismo, exhorta a la actual presidente del directorio de la SBCH, Erika Araujo Gonzales, a modernizar la institución, a fin de que los mecanismos para detectar los presuntos actos de corrupción sean más ágiles y se evite la intervención judicial.

“No pondría las manos al fuego por nadie, pero puede ser que las personas que fueron detenidas hayan sido indirectamente involucradas. Espero que la justicia haga su trabajo, porque no puede ser que en una institución tan noble, de tantísimos años de creación, los funcionarios lleguen a depredar, con el único propósito de favorecer a familia, amigos y llenarse los bolsillos. Lamento mucho esta situación”, sentencia.

Leer más