up

MIRANDO EL NUEVO AÑO CON ESPERANZA

Escribe: Periodista Rosa Amelia Chambergo Montejo
Edición N° 1044

Queridos lectores, esta es la última edición de Expresión correspondiente al 2017. Mi agradecimiento a nuestro Padre Dios en quien puse mis proyectos y planes en todo ámbito e  hizo posible que estos se hicieran realidad, entre ellos  la permanencia de nuestro hebdomadario un año más.

 

Transcurrieron doce meses de la manera más veloz. Semana a semana estuvimos en circulación gracias a los lectores fieles que nos acompañan por más de 24 años, a los suscriptores y anunciantes, quienes con su respaldo publicitario fueron una fortaleza para nuestra presencia periodística.

 

Nuestro mayor aval ha sido el continuo trabajo de investigación que hemos realizado, que no es fácil, más porque debemos dedicarnos a la búsqueda de documentos y pruebas que demuestren la verdad de los hechos que hemos tocado a lo largo de las 45 semanas de Expresión. Esto constituye no solo una gran responsabilidad, sino también nuestro orgullo profesional.

 

El 2017 ha sido un año de reafirmación de nuestro trabajo periodístico, llegamos a la edición 1000 y a nuestros 24 años de circulación permanente. Aquí estuvimos de pie exigiendo que se ejecute nuestro Proyecto del Terminal Portuario, el Drenaje Pluvial, el Saneamiento Básico de las tres provincias y la inmediata reconstrucción de Lambayeque ante la devastadora destrucción que sufrimos por el Fenómeno de El Niño Costero.

 

Fieles a nuestro estilo, anteponiendo la ética y haciendo del periodismo una práctica profesional responsable, hemos estado semana a semana con temas muy importantes que han sido un referente para diversos sectores.

 

Nuestras ediciones especiales, como la número 1000, la de aniversario de Chiclayo,  la de Fiestas Patrias, la edición de los 24 años, fueron trabajadas con enorme amor periodístico, pensando en nuestros lectores y en lo que estamos dejando para la historia, cuando seamos consultados no solo por los actores políticos y profesionales, sino por quienes aman el periodismo, para quienes seremos fuente de consulta de cómo y porqué abordamos de manera investigativa los temas que importan para nuestro desarrollo local, regional y nacional.

El año 2018 es todo un reto para quienes conformamos la familia de Expresión, pues cumpliremos 25 años de ejercicio periodístico, un cuarto de siglo como medio de comunicación, siguiendo en la misión de informar con veracidad, pluralidad e imparcialidad los acontecimientos más relevantes de Lambayeque.

 

El 2018 no solo llegaremos a nuestras Bodas de Plata, será también el año en el que elegiremos a nuevas autoridades regionales y municipales y como medio de comunicación tendremos la responsabilidad de poner los ojos en las hojas de vida de los que aspiran a gobernarnos, será además el año en que renovemos el compromiso de seguir haciendo un seguimiento a la labor política de los actuales gobernantes. Seguiremos en la búsqueda de la verdad, pero además seremos inquebrantables aliados en la lucha contra la corrupción.

Anhelo que el 2018 sea un año de recuperación económica en el que los más pobres dejen de serlo y tengan la oportunidad de cambiar su estatus de vida y allí el estado juega un papel fundamental no solo con los programas sociales, sino con la puesta en marcha de la reconstrucción en los diversos distritos lambayecanos.

 

No está demás señalar siempre mi deseo en trabajar con responsabilidad en el tema educativo, donde está la solución a los múltiples problemas que atravesamos y para ello necesitamos tener un compromiso a toda prueba con los maestros lambayecanos, para que se dediquen al 100 % a sus estudiantes, para trabajar con los padres de familia, para que se preocupen por la práctica de valores y el civismo.

 

No solo necesitamos buena infraestructura educativa, también buenas personas que ayuden al fortalecimiento de la sociedad, para que sea sana y cimentada en familias que amen la paz, el cambio y superación, que apuesten por una mejor convivencia.

 

Al cierre de edición hemos visto cómo peligraba nuestra democracia, el sistema político que hemos elegido para vivir en libertad. Democracia que aún es endeble y que fue anulada por un régimen que convirtió a sus trabajadores en chatarra humana. Ojalá nunca repitamos la historia de los 90, ojalá tengamos la suficiente capacidad de entendimiento y tolerancia para discutir con fuerza de razón. Gracias a Dios y a la oportuna defensa de la institucionalidad se dijo no a la dictadura congresal y sí al respeto y autonomía de poderes, recordándonos con esa posición que el pueblo peruano eligió a Pedro Pablo Kuczynski como su presidente.

 

En Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe falta mucho por hacer en obra pública. Sus burgomaestres no han cumplido a cabalidad con el gasto público, sus gestiones no muestran las mejores y calidad de vida que exigen sus vecinos, el próximo año se juegan los descuentos de su período edil y al final del 2018 señalaremos qué hicieron y qué dejaron de hacer. La historia y los vecinos sabrán calificar.

 

En cuanto a la labor regional debo reconocer el gasto público e inversión que ha realizado nuestra autoridad, Humberto Acuña Peralta. Sin temor a equivocarme los resultados de gestión son halagüeños, aún se puede hacer mucho más, es entendible el trámite burocrático propio del Estado que detiene muchas veces la gestión, pero allí es donde se demuestra la capacidad de y conocimiento para alcanzar los objetivos.    

 

En el plano social, cultural y deportivo Lambayeque ha tenido una presencia notoria que debemos seguir afianzando para que nuestra marca se siga vendiendo no solo en el país, sino también a nivel internacional. No olvidemos que tenemos vuelos de carácter internacional que atraen a inversionistas que miran con confianza a esta región para desarrollar negocios.

 

Gracias amigos por todo su apoyo, sigan eligiendo a Expresión para su lectura semanal. Reforzaremos nuestro trabajo periodístico con nuestra plataforma digital y las redes sociales.

Gracias al equipo periodístico que me acompañó este año, en especial a Lena Chambergo Montejo, Daniel Gustavo Vera, Willian Saucedo, Adilson Delgado Pozo, Mónica Núñez Mendoza y a cada uno de los colaboradores articulistas. Gracias en particular a mi hermosa familia, siempre dispuesta a ayudarme en cada proyecto que emprendo y continúo.

 

Con la bendición de Dios Padre, a quien encomiendo cada uno de los deseos personales, profesionales y familiares, regresaremos el próximo 18 de enero. Nos tomaremos unas cortas y merecidas vacaciones. Pondremos en marcha 25 actividades especiales para recibir con alegría los esperados 25 años de Expresión.

 

Mi deseo de Navidad y para el Año Nuevo es que haya menos pobreza, más gente con mayores oportunidades. Que la paz, tolerancia, perdón y amor inunde nuestros corazones.

Feliz Navidad y Bienvenido Año 2018.

Leer más