Semanario Expresión up

MILAGROS WONG CHUNG: “EL PERIODISTA DEBE ESTAR EN CONSTANTE ACTUALIZACIÓN”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1126

  comentarios   

  • La reconocida comunicadora y docente señala que no cualquier persona puede ejercer el periodismo.
  • Afirma que el trabajo periodístico puede ser incluso más delicado que el de un cirujano, pues con la pluma se juegan la honra de las personas.

 

Milagros Wong Chung es una voz autorizada para opinar sobre los hombres de prensa. Con más de 35 años de experiencia profesional, la periodista y hoy docente universitaria revela que quienes ejercen este oficio nunca deben dar por sentado que lo saben todo, pues para el periodista es indispensable mantenerse en constante actualización para afrontar los desafíos que implica la coyuntura del día a día.

 

“Hoy han salido muchos mercaderes de la información, pues hay chicos que piensan que porque han estudiado en la universidad ya no deben capacitarse más, lo cual es falso. Un periodista no puede dejar de actualizarse constantemente, no se puede permitir pasar un solo día sin haber aprendido algo nuevo, sino se queda desfasado por completo”, asevera.

Afirma que a lo largo de su experiencia como docente ha visto chicos que terminan su carrera y recién a los cinco años se acuerdan de gestionar el título, lo cual genera que, si es que no se han mantenido en el ejercicio, pierdan los conocimientos adquiridos, ya que cada vez sale nueva información.

 

UN TRABAJO DEDICADO

Wong Chung señala que es la calle el lugar donde se ve si alguien verdaderamente tiene vena periodística, pues allí aprenden a interactuar con las personas, ser tolerantes e intercambiar un conjunto de opiniones que contribuyen a su formación personal y profesional.

Señala que hoy en las facultades de Comunicación son pocos los estudiantes que quieren dedicarse al periodismo, pero paradójicamente es esa área donde consiguen primero trabajo, por lo que es indispensable que lean y sepan redactar.

“Creo que hay un problema generacional en torno a la lectura y que les afecta a los chicos a la hora de ir a cubrir notas, por eso les pido hasta ahora mis estudiantes que hagan sus monografías a mano porque es la única forma en que leerán, mejorarán su redacción, incrementarán su vocabulario, mejorarán su letra  y su capacidad de síntesis”, afirma.

Para Wong Chung, la labor del periodista puede ser incluso más delicada que la de un cirujano, pues la honra es lo más preciado que una persona puede dejarle a sus hijos y los hombres de prensa pueden mancharla si no ejercen responsablemente su labor.

 

MUJER DE PRENSA

Por otro lado, Wong Chung recuerda que antes el acceso de las mujeres al mundo del periodismo era complicado, pues cuando ella presentó su expediente para ser aceptada en el Colegio de Periodistas se demoraron casi un año en admitirla, pues los directivos de aquel entonces pensaban que si la afiliaban a ella, luego vendrían más mujeres con el cartón bajo el brazo a formar parte de la institución.

Revela que luego formaría parte de la primera hornada de mujeres periodistas profesionales que ingresaron al diario La Industria. Durante ese tiempo conoció a grandes hombres de prensa como Raúl Fernández Amunátegui, Cristian Díaz Castañeda, Nicanor de la Fuente Sifuentes (NIXA), Glicerio García Campos, José Abad Valiente, Juan Barturén Dueñas, entre otros.

“A mí no me gusta el fútbol, prefería que me enviaran a cubrir policiales antes que ir al estadio porque eso para mí era una suerte de tortura china. Recuerdo que una de las comisiones que tuve antes de pasar al área editorial, donde a la postre me quedé, fue una de interés humano sobre un señor que llevaba años viviendo a las afueras del Grifo Nororiente y gracias al reportaje que se le hizo unas monjas lo recogieron”, comenta.

 

NUEVAS GENERACIONES

Milagros Wong comenta que una de sus satisfacciones como docente universitaria es ver las nuevas hornadas de periodistas que están saliendo, muchos de los cuales son sus alumnos y se encuentran trabajando en medios locales, nacionales y hasta en organismos internacionales.

“Hace un tiempo, cuando regresaba de un viaje, me encontré circunstancialmente con una egresada mía, quien me comentó que había viajado por 35 países tratando el tema de la hambruna y me quedé gratamente sorprendida. El esfuerzo es de ellos, pero uno no puede dejar de sentir que al menos puso un granito en su formación”, indica.

En ese marco, felicita a Expresión, dado que considera a esta publicación como una cuna de comunicadores sociales que en base a los pilares del profesionalismo, la seriedad, responsabilidad y veracidad, se sostiene por 26 años.

Deja tu Comentario