Semanario Expresión up

JULIO GARCÍA PEÑA: “NECESITAMOS QUE EL ESTADO SEA MUCHO MÁS AMIGABLE CON EL EMPRESARIADO”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1148

  comentarios   

El past presidente de la Sociedad Nacional de Industrias – SNI Lambayeque, Julio García Peña, conversó con Expresión sobre el momento político y económico nacional, remarcando que es necesario que los empresarios se agrupen y trabajen para alentar las inversiones y promover el desarrollo, principalmente del departamento.

 

¿La situación económica del país golpeó y sigue golpeando a la clase empresarial?

Sí, yo creo que esto se veía venir desde el cierre del Congreso, que fue algo que ha perjudicado notablemente al país en el aspecto de inversiones. El PBI no crecíó más del 2 % y creo que con el poco tiempo que le queda a este gobierno va a ser complicado que la cifra incremente. No se avizora una mejoría, al contrario, hay que esperar un cambio de gobierno y van a pasar por lo menos tres años para sentir los resultados. Según todas las proyecciones, incluidas las de los organismos internacionales, no se prevé un crecimiento inmediato.

Esperemos que esto de alguna manera se revierta con el aporte de los empresarios. Estamos llanos a ayudar en el desarrollo del país.

 

Entonces, ¿el aspecto político ha sido uno de los puntos importantes para que la economía acentúe su desaceleración?

Así es, para mí sí, porque de una manera este juego político ha dado inseguridad a muchos inversionistas dentro y fuera también. Eso ha sido lo que ha jugado en contra. No hubo reglas de juego claras, hubo un juego político muy abierto, muy contradictorio y además el problema de la corrupción, que es un problema mundial y nuestro país no está fuera de él.

 

Hay empresas que han cerrado, otras que han pedido la suspensión de su registro como contribuyentes, otras que han tenido que decirle a su personal que se paralizaban las operaciones. ¿Eso está pasando aquí en Lambayeque o no?

Verdaderamente sí está pasando. Yo creo que hubo un factor de desaceleración de todo lo que es industria en la región. Esto se da a causa de todos los problemas antes citados. No hay rotación de los productos, los almacenes están llenos… hay empresas que tienen obligaciones financieras y no han podido cubrirlas. Es más, hoy en día el sector financiero es muy rígido y ya se están aplicando normas internacionales para auditar.

Por otro lado, los mecanismos han avanzado tanto que la tecnología hace filtrar inmediatamente cualquier cosa y las empresas tampoco han tenido mucho orden. Falta mucha educación en el tema contable.

Hay que tener en cuenta que la parte tributaria cambia día a día. Los empresarios no estamos preparados para eso y eso juega en contra muchas veces. Tenemos que formalizarnos de una manera activa para que esto tampoco nos golpee, porque si no teneos un plan de contingencia para este tipo de cosas siempre vamos a ser golpeados.

 

¿La presión tributaria es preocupante? ¿Considera que el Estado lejos de ayudar al empresario formal, lo desalienta?

Sí y hay muchas propuestas al respecto. Por ejemplo, todos los estamentos del Estado son ahora entes sancionadores, con multas dinerarias que de alguna manera asustan al empresario. Ese es trabajo para los nuevos congresistas, quienes de alguna manera tienen que involucrarse más en este tema del desarrollo empresarial, porque hay muchas cosas que todavía están en el aire.

Necesitamos que el Estado sea mucho más amigable con el empresariado. Ahora se quiere crear un nuevo ministerio, lo que representa un costo demasiado alto. Se quiere invertir siete mil millones en el país para crear un ministerio, cuando nos faltan hospitales, cuando nos faltan colegios.

 

Y lo que sobran son ministerios…

Sí, es lo que más sobra, porque son sancionadores, no son entes que dan soluciones al país. Simplemente se hace la ley y se aplica y el empresario es el golpeado.

Tenemos problemas todavía de conflictos sociales. La minería no está caminando activamente. La minería ya ha dado un paso adelante en lo que es tecnología pero las inversiones están paralizadas porque el Estado no puede resolver los problemas sociales.

 

¿Cree usted que Cañariaco sigue siendo una opción viable para Lambayeque?

Creo que sí, a Cañariaco lo tenemos hace 10 años con un plan de exploración inconcluso. Es un plan al que siempre se le ha puesto trabas, pero yo creo que conversando, dialogando y poniendo las cosas claras con un cabildo abierto, con inversionistas que vengan y demuestren que verdaderamente se puede hacer minería limpia, sí es posible retomarlo.

 

Entonces, ¿lo que la comunidad en general necesita es información, sobre todo respecto a la minería?

Es lógico, si hablamos de la contaminación minera y contaminación ambiental yo creo que la segunda es más crítica porque quien la hace es la ciudadanía. No tenemos una red de agua y alcantarillado en la zona periférica y todos los deshechos van a los ríos; la basura está por todos lados, y la industria pesada también contamina las fuentes de agua.

 

Respecto a seguridad, el Ejecutivo ha informado que todo extranjero ilegal tiene que regresar a su país. ¿Es una reacción tardía? ¿Qué análisis tiene usted?

Ya tenemos más de un millón de venezolanos en el país. Ya es un tema que ha debido prevenirse desde hace mucho tiempo. El Ministerio de Interior no ha actuado con diligencia, han ingresado al país personas que están portando armas, que están consumiendo drogas, que están abriendo otros espacios de destrucción, prostitución o alcoholismo.

Tenemos que empezar a hacer las cosas rápido. Que se haga un censo con toda la población extranjera que ha llegado y los que no tienen sus papeles en regla tienen que ser deportados, porque no podemos permitir que al país, además de la carga social que tenemos, se le sume más inseguridad.

 

Hay un proceso electoral que se cumplirá el próximo domingo 26 de enero y a la vez mucha desinformación y desazón en el electorado peruano. ¿Cuál es su reflexión sobre las elecciones congresales?

Con tantos procesos electorales que hemos pasado, con lo que se ha visto en el desarrollo de algunos congresistas y donde hubo batallas por favores políticos y cupos, creo que es hora de darle la oportunidad a caras nuevas. Gente que de alguna manera quiere hacer algo por el país, pero que tenga por lo menos contundencia y una visión abierta a lo que es desarrollo. No hay que dejarnos engañar por alguna persona que ofrece algo grande.

La seguridad, educación, salud, seguridad alimentaria, son temas urgentes.

La población tiene que mirar con mucho detenimiento y pensar bien a cuál de los candidatos elegir, porque los que ganen van a formar un Congreso de año y medio que deberá trabajar en lo más urgente.

 

¿Cree que en Lambayeque se ha aprendido a elegir, sabiendo que los congresistas anteriores dejaron mucho que desear?

En las últimas dos décadas no hemos tenido buena representación en el país. De nuestros representantes por Lambayeque podríamos decir que tienen cero en conducta, cero en formas, cero en fiscalización. No han ayudado a nuestro crecimiento departamental ni impulsado obras importantes para generar empleo y progreso. Su ausencia ha sido absoluta.

Un caso es la Autopista del Sol, que está hace más de 10 años sin ejecutarse en Lambayeque y sobre ello los congresistas nunca dijeron nada.

 

¿Cuál es su evaluación al gobierno regional y a los gobiernos provinciales de Lambayeque?

Más allá de darles un calificativo, creo que el desorden que ha existido en años anteriores continua. Se eligió a personas que no han tenido los cuadros técnicos para fortalecer el desarrollo de la región. Entran a gobernar, pero no tienen cuadros políticos o gente de confianza para hacer las cosas bien.

Se pensó que las nuevas autoridades de alguna manera se iban a dejar ayudar con los colegios profesionales, que siempre están a disposición, pero cada una tiene su manera y su comportamiento, se aíslan totalmente.

Es necesario hacer un llamado de atención de las autoridades para que nos digan cuáles son sus planes para los próximos años.

 

La Cámara de Comercio y Producción de Lambayeque cumple 119 años de creación. ¿Cuál es el significado que tiene para usted, como empresario, esta institución gremial?

Creo que es un valor agregado para nosotros los empresarios ser parte de la Cámara de Comercio, porque es un ente que agrupa a sectores importantes y está siempre velando por el desarrollo departamental.

Los empresarios podemos hacer muchas cosas, pero para eso debemos reunirnos, y trabajar juntos por todo lo que importa para Lambayeque.

Deja tu Comentario