up

CINTHIA FLORES ASALDE: “EL ARTE NO ESTÁ SOLO EN LOS MUSEOS”

Escribe: Semanario Expresión
Edición N° 1149

  comentarios   

Cinthia Flores Asalde es artista plástica. Tiene 27 años y desde muy pequeña le apasionó el arte. Al inicio, como todo niño, le gustaba andar con sus colores y dibujar en sus cuadernos. La diferencia es que ella sabía que se dedicaría a eso y que con esfuerzo y perseverancia lo lograría. Hoy, después de estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Piura, recorre el país realizando murales llenos de color y naturaleza.

 

Es de Túcume, tierra llena de cultura, que influye notablemente en su obra. “El estar rodeada de pirámides y montañas me trasmite mucha energía y me permite fluir al momento de crear. Además, de pequeña solía ir al campo con mis abuelos y todos esos paisajes grabados en mi mente los tengo muy presentes al hacer mis bocetos”, comenta.

Actualmente tiene un estilo bastante marcado. Sus murales están llenos de líneas, colores llamativos, animales y vegetación.

 

ESTILO

“Para llegar a tener un estilo pasan muchos años. Son etapas en las que vas fluyendo poco a poco. Cada año sirve para reunir nuevas experiencias que son fuente de inspiración y logran que definas un estilo propio”, explica.

En ese sentido, Flores Asalde comenta que es indispensable tener referentes. “No solo se trata de practicar, sino también de recoger inspiración en otros artistas, leer sobre su vida y su trabajo. Personalmente, me gusta mucho Ricardo Cavolo, Jean Michel Basquiat y Van Gogh. Rescato su contenido visual, los colores y los elementos de sus obras”, menciona.

Cinthia Flores usa colores vibrantes y tonalidades propias de la naturaleza. Además, incluye motivos peruanos como el colibrí o peces característicos de los cerámicos. “Me gusta interpretar el arte de las culturas peruanas. Siempre plasmándolo con mi estilo”, resalta.

 

TRABAJO ARTÍSTICO

De esa forma, va llenando paredes en diferentes regiones del Perú. Sí, paredes. Y es que Flores Asalde es muralista, pues busca que las personas tengan presente el arte en su vida diaria y en los lugares que transitan.

“El arte no solo está en los museos. Lo puedes encontrar en infinidad de formas y formatos. Antes se limitaba mucho a los artistas a simplemente realizar sus obras para exposiciones y las personas solo podían observar obras asistiendo a los museos. Afortunadamente, ahora eso ha cambiado y una ciudad y sus demás elementos toman vida gracias al color”, indica.

Los trabajos que recuerda con cariño son los realizados en San José, Tucume y Jaén.

“En San José, una organización que se dedica al cuidado del medio ambiente hizo una convocatoria de artistas del norte, me presenté y mi boceto salió elegido. Entonces, realicé un mural con la temática del océano y sus animales marinos. Todo ello con el fin de incentivar su conservación.”, cuenta.

En Túcume realizó una obra de arte comunitario en la Feria La Huaca Independiente. “Fue muy bonito hacer este trabajo, pues además de que me encontraba en mi lugar de origen, en la obra participaron los asistentes y eso es algo que debemos incentivar siempre: que las personas sean parte de y se enamoren del arte”, explica.

Ubicado fuera de Lambayeque está el tercer trabajo por el que siente cariño. Fue para un hotel en Jaén, donde se inspiró en el café y en las aves típicas del lugar.

En lo referente a su trabajo con empresas privadas la artista menciona que siempre conversa con el cliente y visita el lugar donde estará su obra. “Cada cliente tiene diferente gusto, entonces lo que hago es conocerlo y hacer un estudio del lugar. Por ejemplo, en el último trabajo que estoy realizando primero converse con la dueña y ella me contó las características de su negocio, que en este caso es vegano y promueve lo natural, entonces, lo que hice fue incorporar insumos y demás elementos de la naturaleza. Eso sí, si bien trato de adecuarme al gusto del cliente y lo que busca, siempre todo trabajo lo realizó bajo mi estilo”, manifiesta.

Sin embargo, el arte de Cinthia Flores no solo se encuentra en grandes paredes, sino también en la ropa. “Todo empezó como un juego. Una amiga me dijo que le pintara algo en una casaca, lo hice y luego publiqué una foto del resultado en mis redes sociales y la gente empezó a hacer pedidos. Así empecé. Saco colecciones según la temporada, por ejemplo, ahora por verano he sacado sombreros. Para ambos soportes uso pintura lavable para que así el dibujo se mantenga. Lo bonito de usar una prenda intervenida por un artista es que cada diseño es único y no encontrarás a alguien más con lo mismo”, explica.

Así, Cinthia Flores, de distintas maneras, va llenando la vida con su arte. “Cada obra tiene un mensaje diferente, pero siempre tengo el mismo objetivo: que mi obra fluya en el entorno y con las personas”, afirma. 

Leer más